La visión de Máiquez

Algeciras CF: la necesidad de convertirse en SAD

El club lleva muchos años en una lucha continua por sobrevivir y es el momento de dar el paso para profesionalizarse

El estadio Nuevo Mirador de Algeciras, desde el palco. El estadio Nuevo Mirador de Algeciras, desde el palco.

El estadio Nuevo Mirador de Algeciras, desde el palco.

En este espacio que me brinda Europa Sur voy a explicar mi opinión sobre el proceso que pretende iniciar la directiva del Algeciras CF el próximo 20 de marzo, la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva, SAD.

Como bien sabemos, el Algeciras CF lleva muchos años en una lucha continua por sobrevivir. Hemos tenido algún que otro amago de desaparición, momentos delicados que, a pesar de la buena dinámica de estos últimos años, con una estabilidad económica y deportiva, son un hándicap que se repite y que nos impide seguir creciendo.

Tenemos en la memoria empresarios que han querido invertir en nuestro club, pero que desgraciadamente lo que han hecho es endeudar más si cabe las maltrechas arcas algeciristas. Ahora ha llegado un momento en el que, si queremos ser un equipo grande a nivel nacional, es necesario convertirse en SAD para profesionalizar el club y poder alcanzar financiación a gran escala, además de la propia obligación que les impone el Real Decreto sobre sociedades anónimas deportivas a los clubes que participen en competiciones deportivas oficiales de carácter profesional y ámbito estatal, donde todos queremos llegar.

Actualmente la conversión es obligatoria para todos los clubes deportivos que adquieren el derecho a jugar en cualquiera de las dos categorías profesionales del fútbol español, salvo para Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, entidades que mantuvieron durante cuatro ejercicios consecutivos un saldo positivo de patrimonio neto en sus cuentas cuando entró en vigor la Ley del deporte que obligaba a estos clubes a convertirse en SAD, en 1990.

"Pensemos en lo qué puede conseguir un club como el nuestro"

Hay que dejar atrás los grupos inversores que han intentado engañarnos viendo la necesidad que en su momento teníamos. Yo he vivido de cerca algún que otro caso cuando formaba parte de la plantilla del primer equipo, pero este momento es distinto. Hay una estabilidad, pero en la situación actual solo nos da para estar luchando en Tercera y Segunda B, con una cantera que necesita inversión (con poco cariño más que se le dé se pueden ver muy buenos resultados) porque los medios son muy limitados y las tareas del día a día son llevadas a cabo por una directiva y por personal de la cantera que no perciben salario alguno.

Si esta directiva encabezada por Nicolás Andión ha decidido dar este paso, es porque cree que este grupo inversor de la mano de Félix Sancho, que viene con el aval de lo que está logrando con un club humilde de baloncesto en Burgos, es la idónea para dar este gran salto, después de la multitud de propuestas que ha recibido en los últimos años.

¿Por qué viene aquí este empresario a ayudar a nuestro club? Seguro que algún interés tendrá, pero al igual que en Burgos tendrá sus intereses y el club está consiguiendo logros importantes (el último, que la Copa Intercontinental de baloncesto), creando una estructura y una forma de trabajo extraordinarios.

Creo que hay que dejar de pensar en los posibles intereses que pueda tener este empresario y pensemos lo que puede conseguir en un club como el nuestro. En mi humilde opinión, creo que es el momento y la persona adecuada para dar este paso tan importante en la historia del club, todos los que queremos a este club sabemos que el Algeciras es un histórico del fútbol español, pero en categorías profesionales hemos estado pocos años, así que si queremos llegar a metas más altas, profesionalizar el club y darle su sitio a la cantera, veo necesaria la conversión a SAD.

Tenemos que mirarnos en equipos humildes que con una buena gestión, sin perder su identidad, se están consolidando en el fútbol profesional como son el Eibar, el Huesca, el Mirandés o clubes madrileños como el Leganés, el Alcorcón o el Fuenlabrada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios