Concurso de acreedores Sale a subasta por 1,13 millones la finca La Gertrudis de Los Barrios para cubrir deudas de GAMA

  • La administración concursal de la empresa municipal barreña en liquidación prevé pujas al alza y el Consistorio demanda un proyecto de desarrollo "serio y firme"

  • Los terrenos, en suelo urbanizable sectorizado junto a la A-381, tienen 46 hectáreas 

Vista general de la finca La Gertudis, en Los Barrios, esta semana. Vista general de la finca La Gertudis, en Los Barrios, esta semana.

Vista general de la finca La Gertudis, en Los Barrios, esta semana. / Erasmo Fenoy

Un paso más en el largo proceso para liquidar las empresas municipales de Los Barrios. La finca La Gertrudis acaba de ser puesta a la venta mediante subasta notarial para cubrir con los ingresos parte de las deudas que arrastra la mercantil municipal GAMA (Gestión Agropecuaria y Medioambiental de Los Alcornocales). La sociedad del Ayuntamiento barreño se encuentra en concurso de acreedores desde 2012 junto con otras cuatro compañías públicas. 

Los terrenos tienen un precio de salida de 1.138.610,40 euros por un total de tres fincas en suelo urbanizable sectorizado que suman 46 hectáreas al oeste del núcleo urbano de Los Barrios, muy cerca de la Venta El Frenazo y la autovía A-381. Las tres fincas componen un único lote por el que se puede pujar en un plazo de 20 días, según consta en el portal de subastas del Boletín Oficial del Estado (BOE).

La administración concursal de GAMA, la entidad designada por los tribunales para gestionar todo el proceso de liquidación, explica a Europa Sur que existe interés por los terrenos por su potencial de desarrollo futuro, por lo que se prevé que durante la subasta se incremente la recaudación. 

Interés potencial

En ocasiones anteriores se ha atribuido a La Gertrudis un valor de 22 millones de euros, si bien esta cuantía resultaba de añadir al valor de los terrenos el dinero gastado por el Ayuntamiento de Los Barrios durante la etapa de gestión del PSOE en el desmonte y movimiento de tierras y otros gastos para el fallido Parque de Innovación Empresarial, entre ellos una subvención del Plan Reindus. Aquel proyecto negociado con la compañía británica LPC Group se componía de una fábrica de productos hospitalarios desechables de celulosa, otra factoría de productos farmacéuticos y un centro de investigación. 

El alcalde barreño, Miguel Alconchel, ha expresado su interés porque los suelos de La Gertrudis se desarrollen con un proyecto "serio y firme". "El Ayuntamiento de Los Barrios invirtió mucho dinero en su día en la parcela para el movimiento de tierras, expropiación e incluso recibió una subvención del Plan Reindus. Aspiramos a recuperar parte de esos fondos", advierte Alconchel.

"El Ayuntamiento tiene interés en su desarrollo, pero siempre con el beneficio para el pueblo de Los Barrios y sus ciudadanos por delante. Que sea un proyecto justo para las arcas municipales de Los Barrios, respetuoso con el medio ambiente y que genere empleo", agrega el regidor barreño.

Terrenos de La Gertrudis, en Los Barrios. Terrenos de La Gertrudis, en Los Barrios.

Terrenos de La Gertrudis, en Los Barrios. / Erasmo Fenoy

La administración concursal aclara que una vez se celebre la subasta y se adjudiquen los terrenos, los ingresos obtenidos pasarán a formar parte de la masa patrimonial del concurso junto con los que se puedan lograr a medio plazo mediante la sentencia condenatoria dictaminada por el Juzgado de lo Mercantil 1 de Cádiz. 

El pasado diciembre, los tribunales fallaron en primera instancia sobre la quiebra de la empresa con una condena al Ayuntamiento de Los Barrios. La sentencia emplaza al Consistorio a devolver a GAMA 21,2 millones de euros y a Iniciativas Los Barrios a abonar otros 3 millones. Esta sentencia no es firme, por lo que cabe posibilidad de recurso de apelación y posterior casación. 

La administración concursal detalla que cuando la sentencia sea firme, en caso de incrementarse la masa patrimonial será el momento de proceder a la rendición final de cuentas. Entonces, se sumarán todos los activos logrados y se confrontarán con la quincena de acreedores de GAMA. Antes, según especifica la norma, se podrán afrontar los créditos contra la masa, compuestos por los gastos, gestiones, abogados e impuestos devengados por la administración concursal en todo el proceso de liquidación. 

La cuantía resultante se repartirá entre los acreedores mediante un prorrateo antes de dar por cerrada formalmente la compañía. GAMA arrastra un agujero económico que fue cifrado en 65 millones de euros en el informe de calificación del concurso de acreedores, si bien la cifra puede haber variado desde entonces.  

Recuperación del suelo

La Gertrudis "escapó" temporalmente de ser terrenos de titularidad pública. El Tribunal Supremo ratificó en 2017 la devolución de la finca al patrimonio de GAMA tras un intrincado proceso de recuperación del activo.

Los antecedentes se remontan al 5 de abril de 2011. En esa fecha, el consejo de administración de GAMA que presidía el exalcalde Juan Montedeoca (PSOE) cuantificó en 1.291.183 euros las deudas que mantenía con la empresa Iglesias Peral SL como consecuencia de varias operaciones de venta de suelo.

Pero fue el único acreedor al que GAMA reconoció deudas pese a que la empresa arrastraba un agujero económico que posteriormente fue cifrado en más de 65 millones de euros. Al día siguiente, el reconocimiento de la deuda fue ratificado ante notario y, un día después, el 7 de abril de ese año, el acreedor solicitó ejecutar embargo sobre el patrimonio de GAMA para cobrar. Al ser el único acreedor con deudas reconocidas y al no concurrir nadie más a la subasta judicial del patrimonio, Iglesias Peral SL se quedó con la finca el 23 de noviembre de 2011.

La administración concursal de GAMA promovió entonces una impugnación de estos actos al entender que el proceso dejó al margen al resto de acreedores, sin darles la posibilidad de cobrar. En 2014, el Juzgado de lo Mercantil 1 de Cádiz falló a favor de la administración concursal y los posteriores recursos de Iglesias Peral SL fueron desestimados, retornando la finca a la compañía en extinción. Ahora, casi 10 años después del inicio de ese nudo administrativo, los terrenos salen a la venta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios