EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus

La Junta desmantela la Residencia de Tiempo Libre de La Línea como centro medicalizado

  • Las cuatro instalaciones habilitadas para acoger a usuarios de centros de mayores se quedan vacías

La despedida de los ancianos de Alcalá del Valle, el pasado 11 de mayo La despedida de los ancianos de Alcalá del Valle, el pasado 11 de mayo

La despedida de los ancianos de Alcalá del Valle, el pasado 11 de mayo / Erasmo Fenoy (La Línea)

Tras el desalojo el pasado lunes de los usuarios de la residencia de mayores de Alcalá del Valle de la Residencia de Tiempo Libre de La Linea, más conocida como El Burgo Turístico, la Junta de Andalucía ha desmantelado estas instalaciones como centro de evacuación preparado para acoger residentes ante dificultades asistenciales. También ha deshabilitado los demás edificios que se adaptaron para el mismo fin: el hotel Ilunion Alcora y el hospital Fremap en Sevilla y el colegio mayor Arunda, en Málaga.

La Consejería de Salud y Familias ha dado a conocer al Consejo de Gobierno el informe sobre el estado de las residencias en Andalucía ante el coronavirus, en el que se puntualizan las medidas puestas en marcha para garantizar la adecuada atención a los centros residenciales en la comunidad autónoma. Entre las novedades, se recoge la deshabilitación de estos cuatro espacios, en los que ya no hay pacientes de Covid-19.

A la Residencia de Tiempo Libre de La Línea fueron trasladados los ancianos el pasado 24 de marzo por la Junta de Andalucía ante la gravedad que revestía un brote de la enfermedad detectado en su residencia, donde se han registrado nueve fallecimientos.

Actualmente están en seguimiento proactivo 1.107 centros en toda Andalucía y se ha determinado que 966 centros no presentan sintomatología relacionada con el Covid-19, lo que supone el 87,2% del total.

En las residencias de mayores con casos confirmados o con sospecha, existen entre los residentes 236 positivos, 107 con síntomas y 1.412 sin síntomas, pero en aislamiento preventivo. En el caso de los trabajadores, 82 tienen confirmada la enfermedad y 50 manifiestan síntomas. Asimismo, en la actualidad se mantienen medicalizadas 23 residencias.

En lo que respecta a la aplicación de test rápidos, en una primera fase, entre el 9 y el 20 de abril, se han realizado 83.361 test en residencias, en concreto, 49.766 a residentes y 33.595 a trabajadores, que han arrojado 761 y 266 positivos, respectivamente. En una segunda fase, del 21 de abril hasta la fecha, se han realizado 22.966 test, de ellos 12.688 a residentes y 10.278 a trabajadores, que han supuesto 407 y 127 positivos, respectivamente. Igualmente, Salud ha realizado test rápidos en centros de atención a refugiados, centros de acogida y viviendas supervisadas.

Se han efectuado 14.213; de ellos, 6.038 a residentes (137 positivos) y 8.175 a trabajadores (62 positivos). Por su parte, dentro del servicio de ayuda a domicilio, se han efectuado 20.450 test, que han arrojado 110 positivos.

Por último, en el caso de seguimiento proactivo a pacientes domiciliarios, se han realizado más de 267.756 contactos telefónicos por parte de las enfermeras a 110.812 pacientes distintos. Desde el comienzo del estado de alarma se ha intensificado el seguimiento habitual que se venía realizando en residencias, iniciando un seguimiento proactivo de llamadas y visitas con apoyo para los cuidados y prevención del Covid-19 en el caso de aquellas personas atendidas en sus domicilios y centros residenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios