EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus

Los mayores de Alcalá del Valle salen entre aplausos de la residencia de Tiempo Libre de La Línea

  • Los sanitarios despiden a la caravana de ambulancias en su traslado a su localidad de origen

  • La ciudad de La Línea prevé hermanarse con Alcalá del Valle

Personal sanitario aplaude a la caravana de ambulancias a su salida de El Burgo, este lunes. Personal sanitario aplaude a la caravana de ambulancias a su salida de El Burgo, este lunes.

Personal sanitario aplaude a la caravana de ambulancias a su salida de El Burgo, este lunes. / Erasmo Fenoy

Por fin, de vuelta a casa. Los 28 ancianos de la residencia municipal de Alcalá del Valle que permanecían en la Residencia del Tiempo Libre de La Línea han emprendido esta mañana el retorno a su localidad tras haber superado el coronavirus

Los mayores fueron trasladados el pasado 24 de marzo por la Junta de Andalucía al centro turístico, popularmente conocido como El Burgo, ante la gravedad que revestía un brote de la enfermedad detectado en su residencia.   

Una comitiva formada por un autobús y varias ambulancias ha salido del centro sobre las 10:00 de este lunes hacia Alcalá del Valle escoltada por varios vehículos de la Guardia Civil, Policía Nacional y la Policía Local de La Línea. El personal sanitario ha despedido a los abuelos entre aplausos formando un pasillo a ambos lados de la salida de El Burgo.  

Uno de los ancianos es trasladado a uno de los vehículos de la caravana. Uno de los ancianos es trasladado a uno de los vehículos de la caravana.

Uno de los ancianos es trasladado a uno de los vehículos de la caravana. / Erasmo Fenoy

La Delegación Territorial de Salud y Familias ha apuntado durante el pasado fin de semana que el traslado es "fruto de una intensa supervisión de las inspecciones de los Servicios Sanitarios y Sociales de la Junta, tanto en La Línea como en Alcalá del Valle", y que ha autorizado después de la realización previa de test para la detección del coronavirus, tanto a profesionales como residentes. 

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha estado presente en la salida de la comitiva junto al teniente de alcalde Mario Fernández y varios ediles del gobierno municipal.  "Los abuelos de Alcalá del Valle vuelven a su casa. Es un día para estar contentos por cómo ha terminado todo", ha dicho Franco. El alcalde recordó que los primeros compases de esta crisis fueron desagradables "porque los flujos de información no fueron los adecuados y nos enteramos por la prensa de que estas personas venían a La Línea mientras que el propio Ayuntamiento de Alcalá tampoco tenía idea de dónde iban".

"Luego tuvimos aquellos sucesos desagradabilísimos donde cuatro descerebrados protagonizaron una escena muy fea. Reconozco el trabajo del Cuerpo Nacional de Policía, que los identificó y detuvo", ha comentado Franco, en referencia a los incidentes protagonizados por unas pocas personas a las puertas del centro.  

"Nos quedamos con lo verdaderamente importante. Hablamos de 28 personas de las que tres no tenían la enfermedad. Fallecieron dos, que eran además muy mayores y llegaron en muy malas condiciones. Los otros se han recuperado satisfactoriamente y vuelven a la residencia. Estamos muy contentos y esperamos que tengan un buen viaje de regreso. Cuando pase esta pesadilla iniciaremos los trámites para un hermanamiento con Alcalá del Valle. La ciudadanía se ha volcado con los abuelos y han contado con una atención sanitaria digna", ha comentado Franco.

La vuelta de los mayores es posible toda vez que su estado de salud es estable y no están afectados por covid-19. La residencia de Alcalá del Valle reúne los requisitos para reanudar su funcionamiento y ser ocupada de nuevo por las personas usuarias que tuvieron que abandonarla por motivos de salud y causa de las deficiencias detectadas, que el centro ha tenido que resolver de forma inmediata, según la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios