Seguridad

La Policía Nacional detiene a un gibraltareño en la Verja de Gibraltar por saltarse el control

El paso fronterizo entre La Línea y Gibraltar.

El paso fronterizo entre La Línea y Gibraltar. / Erasmo Fenoy

Los controles que la Policía Nacional de la Comisaría linense realiza en el paso fronterizo entre La Línea y Gibraltar han permitido este domingo la detención de un gibraltareño que agredió a varios agentes españoles en los filtros y se dio a la fuga a pie hacia Gibraltar abandonando una moto que había robado. 

El hombre arrestado intentaba entrar en España cuando la Policía lo identificó y lo detuvo. 

Además, los agentes han detenido a otro gibraltareño que, al intentar acceder a la Roca, llegó a saltarse los controles de España y Gibraltar y, en su huida, casi atropella a un agente de inmigración del Peñón.

El pasado mes de septiembre, en estos mismos controles, la Policía Nacional linense detuvo a una gibraltareña que portaba varias dosis de cocaína para su distribución en el Peñón. La mujer se disponía a cruzar hacia el territorio gibraltareño cuando los agentes la interceptaron y, tras proceder a su registro, encontraron la droga oculta en sus genitales. 

El encaje de los controles policiales en el paso fronterizo por parte de la Policía española en la futura relación de Gibraltar con la Unión Europea es uno de los puntos más complicados de la negociación que la Comisión Europea lleva a cabo con Reino Unido. 

Los negociadores del tratado parten con la idea de derribar la Verja, pero se han encontrado con que generaría graves problemas de seguridad en la comarca que intentan solventar.

En la primera semana del pasado mes de mayo se produjo una reunión técnica en el aeropuerto de Gibraltar entre responsables policiales de uno y otro lado para avanzar estos problemas de seguridad, situados al margen del control de personas, que ya no existiría como tal en ese emplazamiento, sino que se trasladaría al puerto y al aeropuerto del Peñón, tal y como estableció el Acuerdo de Nochevieja suscrito por España y Reino Unido en 2020 y que sirve de base para la negociación del mencionado tratado sobre la futura relación del Peñón con la Unión Europea (UE), especialmente su vecinos de La Línea y el Campo de Gibraltar. 

Tras caer la Verja se produciría entre las dos ciudades un flujo de ciudadanos a través de una línea imaginaria. Según pudo conocer Europa Sur de fuentes cercanas a esas conversaciones, la complejidad es enorme y dificulta la firma del propio tratado de tal forma que se plantea establecer un acuerdo-marco normativo de actuación en el que se profundice con el tiempo. Es decir, un sistema que permita arreglar los problemas conforme vayan ocurriendo y del que las policías vayan aprendiendo con el tiempo, una vez que ya están en la nueva situación. 

El Acuerdo de Schengen establece varias figuras como la asistencia policial, la vigilancia fronteriza, la persecución en caliente y las entregas vigiladas que son muy complejas de aplicar en la Verja de Gibraltar, por no decir imposibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios