La Línea | San Roque

La Junta declara no apta para consumo el agua de La Alcaidesa

  • La presencia de un compuesto orgánico provoca que se prohíba el uso para consumo humano y la elaboración de alimentos, aunque sí puede utilizarse para limpieza

  • Arcgisa destaca que es un problema temporal que no afecta a otras zonas del Campo de Gibraltar

Los vecinos de La Alcaidesa compran garrafas tras declararse el agua no apta para consumo

Los vecinos de La Alcaidesa compran garrafas tras declararse el agua no apta para consumo / Erasmo Fenoy

La delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha declarado no apta para el consumo el agua de la barriada La Alcaidesa, en La Línea de la Concepción y San Roque, debido a la alteración de los valores paramétricos de los Trihalometanos (THMs) establecidos en los controles realizados por los técnicos. De ello, se ha dado traslado tanto a los ayuntamientos de los dos municipios afectados como a la entidad gestora de tratamiento del agua, señala la Junta.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica. Los ayuntamientos deberán comunicar a la población afectada la calificación del agua y los usos permitidos.

También se ha trasladado a la empresa abastecedora que deben proporcionar a la población afectada agua apta para el consumo en tanto se mantenga la actual calificación. Según confirman fuentes de Aqualia, se está trabajando para poner en marcha esa distribución de agua.

Tal y como establece la resolución, se deberán analizar cada dos días los THMs hasta que valores vuelvan a los límites permitidos, en tres muestras realizadas con esta frecuencia analítica y de acuerdo con la normativa vigente, situación que será comprobada por técnicos de esta autoridad sanitaria.

Problema localizado

Los trihalometanos son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar. 

En circunstancias de sequía como las actuales se puede dar un exceso de materia orgánica y producirse un incremento de estos compuestos, que consumidos en grandes cantidades y durante un tiempo largo y continuado causan daños a la salud humana, de ahí que se controlen los niveles existentes.

En el caso de La Alcaidesa se habría sobrepasado levemente el límite marcado en un punto concreto de control, lo que ha llevado a tomar la decisión de declarar el agua no apta para consumo. 

Desde Arcgisa se remarca que esta situación que se ha dado en La Alcaidesa es un problema puntual, que en ningún momento afecta al resto del Campo de Gibraltar, donde los niveles de trihalometanos están dentro de los límites marcados, al tiempo que se recuerda que la normativa europea es muy exigente y hay una monitorización continua de la red.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios