Sobrecarga de trabajo en la Audiencia

Damián Álvarez exige una nueva sección Penal ante la avalancha de macrocausas

  • Considera que la creación del nuevo tribunal es "imperiosamente necesario", así como una nueva sección Civil.

  • Asegura que hay un problema con las instalaciones, dado que sólo dispone de dos salas para la celebración de macrocausas y una de ellas tiene que compartirse con los juicios con jurado popular.

El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez. El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez.

El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez. / Victoria Hidalgo

Comentarios 1

El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez, ha reclamado la creación de una nueva Sección de lo Penal para combatir la avalancha de 92 macrocausas que está previsto que lleguen a la Audiencia en los próximos años y que amenazan con colapsas unas secciones saturadas de trabajo, tal y como han denunciado recientemente los propios magistrados destinados en estas Salas y cuyos riesgos de salud laboral han sido reconocidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En su comparecencia de la semana pasada ante el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y varios vocales del máximo órgano de gobierno de los jueces con motivo de su candidatura a la reelección en la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez expuso que actualmente en la Audiencia hispalense hay 32 macrocausas anunciadas, entendiendo por estos macroprocesos aquellos que pasan de 3.000 folios y que tengan ocho o más encausados.

Damián Álvarez admite que entre las macrocausas "hay muchas que son digamos de bagatela, a lo mejor intervención de un grupo de personas que son traficantes de drogas, pero después hay muchísimas que se nos avecinan sobre corrupción política y se nos viene encima un tiempo muy, muy, muy duro", alertó, dado que según las previsiones que manejan llegarán en torno a 92 macrocausas derivadas de las distintas piezas de los ERE, o del caso Invercaria, que "también es algo parecido" a los ERE por el número de procedimientos separados que está generando, o la macrocausa de los cursos de formación, etc., así como aquellos procedimientos complejos que puedan llegar de otras localidades de la provincia.

Damián Álvarez señaló en su intervención que existe además un problema de instalaciones, dado que en el edificio del Palacio de Juticia sólo disponen de dos salas de vista "grandes", en las que caben 10, 15 o 20 acusados, en alusión a la Sala del jurado popular, que son procedimientos que tienen "prioridad", porque casi siempre son causas con preso; y luego cuentan con otra sala, la que se ha habilitado recientemente para la celebración del juicio del "procedimiento específico" de los ERE.

El presidente de la Audiencia informó a los vocales del Consejo que tiene ya "lista de espera" para la celebración de juicios en los meses de septiembre y octubre de este año, así como en enero y febrero del año que viene, y se trata de juicios que pueden durar "dos, tres, cuatro o cinco meses", aunque precisó que no cree que sean todos como el juicio que de los ERE, que está previsto que acabe "en diciembre, antes de las Navidades, pero si no intentaremos que no se alargue demasiado", ha anunciado.

Por todo ello, Damián Álvarez consideró "imperiosamente necesario" y así asegura que lo recoge en el informe que mandó para la elaboración de la memoria del TSJA que, en atención a la "situación actual" que atraviesa la Audiencia de Sevilla, debería crearse una nueva Sección de lo Penal, "debido a la avalancha de macrocausas que se les vienen encima, complejas y de notable incidencia en las sesiones de los juicios orales, así como el mantenimiento coyuntural de medidas de apoyo consistentes en comisiones de servicio con relevación de funciones y en la adscripción incluso de un Juez de Adscripción Territorial (JAT) para que pueda librarse al ponente de estas macrocausas para redactar adecuadamente la sentencia" que en su día se dicte sobre el caso de los ERE.

Pero igualmente la Audiencia hispalense, prosigue Damián Álvarez, "necesita una Sección Civil", porque los recursos civiles han pasado de 3.378 en el año 2014 a 4.791 en el 2017, lo que supone un incremento de 1.415 en los últimos tres años, y también hace falta un juzgado de lo Social, otro de Primera Instancia dedicado a Familia, otro de lo Penal, y juzgados "periféricos" en Utrera, dado que estos órganos son "un calvario" y recibe "llamadas continua y constantemente, quejas de abogados, etc." También hacen falta otros nuevos juzgados en localidades como Lora del Río y Alcalá de Guadaíra, concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios