Brexit Exteriores prioriza el tratado fiscal para "una soberanía del siglo XXI"

  • González Laya apuesta por el pragmatismo con Gibraltar y no se cierra a una zona con libertad de movimiento, según una entrevista en 'Financial Times'

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, junto al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, junto al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, junto al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. / EFE / Horst Wagner

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, no ve con malos ojos los llamamientos del Gobierno de Gibraltar a favor de una zona con libertad de movimiento con España y aparca el concepto tradicional de soberanía para apostar por una "del siglo XXI" en la que los recientes acuerdos sobre asuntos como la fiscalidad y la lucha contra el contrabando son clave. Así lo afirma en una entrevista publicada este jueves en el diario británico Financial Times, en la que también destaca el papel que jugará España en la UE post Brexit.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, apostaba recientemente por que el Peñón forme parte del espacio Schengen y un portavoz del Gobierno británico citado por el diario afirma que "Reino Unido y Gibraltar siempre han apoyado acuerdos en la frontera con España que promuevan la fluidez y la prosperidad compartida en la región".

González Laya declina descender a lo concreto en esta materia, "sobre si sería Schengen o un modelo diferente a Schengen", porque es algo que hay que abordar "en un diálogo que comienza ahora". Pero sí ratifica la postura del Gobierno español de apostar por una relación fluida: "La población de Gibraltar necesita a los españoles para funcionar y los españoles a los gibraltareños para reforzar su prosperidad", de modo que "lo que importa en el siglo XXI es gestionar la interdependencia".

Soberanía del siglo XXI

A su juicio, España tiene que poner el foco en una "soberanía del siglo XXI" y en asuntos prácticos que refuercen los lazos con el territorio. "Al final, cualquier acuerdo que alcancemos tendrá que funcionar para ellos -por Gibraltar- y tendrá que funcionar para nosotros, esa es la única línea roja en realidad", señala.

"Vivimos en el siglo XXI, lo que hemos hecho con el acuerdo fiscal es probablemente mucho más importante de lo que pensamos para nuestra soberanía", explica, precisando que nadie quiere "una zona de competencia desleal junto a su frontera".

La ministra sostiene que las conversaciones post Brexit son "una oportunidad increíble" para abordar el estatus de Gibraltar y para "arreglar cosas" en relación con el Peñón que no han podido resolverse "en los últimos 300 años".

El diario británico reconoce que la posición española sobre Gibraltar es particularmente importante después del Brexit, porque la UE ha decidido dar a Madrid un derecho de veto sobre cualquier acuerdo UE-Londres que afecte a este territorio y esto, a su vez, podría afectar al acuerdo global que el primer ministro británico, Boris Johnson, quiere cerrar este mismo año.

El Gobierno español, prosigue, también es consciente del precedente creado por las disposiciones del acuerdo de salida que mantienen a Irlanda del Norte en la unión aduanera y con elementos del mercado único, y que, añade, algunos analistas apuntan a que podría acelerar la unificación de Irlanda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios