Candidato de IU a la Alcaldía de Jimena de la Frontera Francisco Gómez: “Los vecinos han visto cambios a mejor y otra forma de gobernar”

  • "Desde la moción de censura al PSOE, la Diputación nos da lo justo"

  • "No somos ricos, pero sí solventes"

Francisco Gómez, en el campo de fútbol rehabilitado durante su mandato, con el castillo de Jimena al fondo. Francisco Gómez, en el campo de fútbol rehabilitado durante su mandato, con el castillo de Jimena al fondo.

Francisco Gómez, en el campo de fútbol rehabilitado durante su mandato, con el castillo de Jimena al fondo. / Erasmo Fenoy

–¿Qué Ayuntamiento encontró en diciembre de 2016 tras la moción de censura?

–Un Ayuntamiento muy complicado. Debía tres nóminas, no tenía interventor, con suministros de electricidad y teléfono cortados por impago, deudas enormes con el Consorcio de Transporte y otras entidades. La inestabilidad política del gobierno de aquel momento llevó a tomar una decisión importante y a plantear una moción de censura entre IU y PP. Solo la moción. Los cuatro concejales de IU hemos gobernado en solitario.

–¿Cómo se gobierna con cuatro de trece concejales?

–Con mucha negociación, aunque es muy difícil. Intentando llevar a cabo con la máxima responsabilidad políticas de sentido común y tratando de no generar aristas entre quienes las tienen que apoyar.

–¿Se han visto bloqueados en algún momento?

–Ha habido sorpresas como la ocurrida con el Plan General de Ordenación Urbanística. Cuando este gobierno lo ha llevado al Pleno para la aprobación inicial, PSOE y PP lo han votado en contra pese a ser la misma propuesta que dos años atrás tuvo unanimidad. También pasó con la bajada del IBI rústico. Los pocos intentos de hacer un presupuesto han sido inviables, por lo que hemos trabajado con cuentas prorrogadas. Son juegos sucios de la política que no benefician al pueblo.

–¿A su juicio, cómo deja el Ayuntamiento al final del mandato?

–Hemos gestionado bien en lo económico. La deuda ha bajado en 2,2 millones, estamos al corriente de nóminas y bajado el periodo de pago de más de 300 días a 113. No somos un Ayuntamiento rico, pero sí solvente. En cuanto al pueblo, el turismo ha mejorado muchísimo y también se nota en la hostelería. La moción de censura fue un acierto.

–La moción de censura llegó a ser cuestionada por el aparato de Izquierda Unida.

–Tenía una visión general. No tenía tan clara la situación del pueblo. No estamos arrepentidos.

–Gobernar en minoría le ha supuesto estar en permanente contacto con el resto de grupos.

–Para los asuntos de trascendencia, como el centro de turismo o el convenio con Arcgisa. El día a día se ha resuelto por la Alcaldía y la junta de gobierno. Si se ha quedado algo en el tintero, ha sido por falta de tiempo.

–¿Cuál sería su primera medida si revalida como alcalde?

–Retomaríamos cuestiones de máximo interés. El futuro de Jimena pasa por tres fases: la mejora del pueblo, el desarrollo de las industrias basadas en las materias primas y transformación así como el turismo. Para las tres es necesario el arreglo de la carretera A-405 de acceso a Jimena. Hay un proyecto que está aprobado por la Junta desde antes de 2008 y no se dota económicamente.

–¿Cree que la Mancomunidad atiende correctamente a los municipios del interior?

–Creo que sí. Aunque la Mancomunidad hoy en día es Arcgisa y tenemos varios agravios comparativos. Bebemos agua de pozo mientras el resto de municipios tiene agua de pantano, por ejemplo. Solo nos llega agua de pantano cuando se vende a la Costa del Sol. El nuevo convenio incluye junto con la rebaja que se pongan en marcha infraestructuras para filtrar este agua y eliminar la cal o bien para traer agua de pantano.

–¿Cómo son las relaciones con la Diputación?

–No son buenas. De la Diputación obtenemos lo justo. En 2016, antes de la moción de censura, el Ayuntamiento recibió 80.000 euros de convenios extraordinarios de la Presidencia para actividades y festejos.

–¿Les han cerrado el grifo?

–Sí. En Jimena no se desarrolla ningún plan provincial desde 2015. La velocidad de las gestiones de la Diputación en Jimena dependen de la presidencia. Aquí, pese a tener un diputado de Hacienda [Jesús Solís] que ahora ha pasado a Tesorillo y una persona del PSOE liberada en la Diputación, desde la moción de censura no trae ni da nada más allá de lo estrictamente obligatorio. Tenemos pedidas reuniones con la presidenta de la Diputación, Irene García, desde hace más de un año y no nos atiende.

–¿El centro de turismo internacional y su fuerte inversión han sido la guinda del mandato?

–En cierta forma, sí. El proyecto estaba en el Ayuntamiento cuando llegamos pero tuvo que ser adaptado. Ha costado muchas reuniones en Sevilla y Cádiz, con la delegación de Fomento y Ordenación del Territorio que nos ha marcado en todo momento el camino a seguir. Hablamos de una inversión privada de 3,7 millones de euros y estoy orgulloso de que durante mi mandato se haya cerrado la tramitación. Va a generar mucha actividad.

–¿Ha habido contestación social o ecologista al proyecto?

–Es totalmente respetuoso y tiene todos los informes superiores a favor. El proyecto se desarrolla con seis construcciones en una finca de 900 hectáreas. El helipuerto está fuera del parque natural. Los inversores también quieren desarrollar en Barría un proyecto de agricultura ecológica y escuela de hostelería.

–¿Cómo se puede diversificar la economía de Jimena?

–Tenemos una bonificación de impuestos para las empresas que elijan a Jimena para instalarse o las que generen empleos. Además, estamos trabajando en el proyecto de un polígono industrial. Estamos mediando con los propietarios de dos hectáreas de suelo industrial y una empresa interesada en comprarlas para promoverlo.

Francisco Gómez, candidato de IU a la Alcaldía de Jimena. Francisco Gómez, candidato de IU a la Alcaldía de Jimena.

Francisco Gómez, candidato de IU a la Alcaldía de Jimena. / Erasmo Fenoy

–¿Qué ha supuesto para Jimena la segregación de San Martín del Tesorillo para Jimena?

–Es agridulce. El Ayuntamiento tiene cierto alivio en cuanto a la prestación de servicios pero en cuestión de impuestos ha supuesto una pérdida en bruto de unos 600.000 euros anuales, aunque la valoración exacta se podrá hacer una vez que pase un año.

–¿Cuáles son las líneas maestras del programa de IU?

–El desarollo industrial, la búsqueda de la mejora de las conexiones por carretera y trabajar en la mejora del turismo y las industrias de transformación.

–¿Qué plantean para San Pablo?

–Buscamos unir. El PSOE abandonó la Junta Municipal de Distrito y tuvimos que tomar las riendas con el nombramiento de un nuevo presidente conforme al reglamento. Estamos llevando todos los servicios para corregir el abandono con más recursos.

–Llegadas las elecciones, ¿está dispuesto a buscar pactos?

–Vamos a luchar por la mayoría absoluta. Tras dos años de gestión, los vecinos han visto que hay otra forma de gobernar y el municipio ha cambiado por completo. En caso de no haber una mayoría, nos sentaríamos con todas las fuerzas políticas. Durante estas semanas de campaña ya se habla de una posible alianza PP-PSOE para apartar a IU. Nos sentimos la única fuerza últil para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios