Algeciras CF

Los puntos que el Algeciras se dejó

  • Los albirrojos se han descolgado de la liguilla ante equipos de la clase media y baja del grupo X

  • Todo el crédito ganado ante los rivales directos, despilfarrado siempre que el cuarto estaba a tiro

El once del Algeciras frente al del Conil el pasado domingo. El once del Algeciras frente al del Conil el pasado domingo.

El once del Algeciras frente al del Conil el pasado domingo. / Erasmo Fenoy

Con el parón de la Semana Santa por delante, el Algeciras CF tiene tiempo sobrado para reflexionar por qué se ha descolgado de la liguilla a falta de cuatro jornadas, cuando los albirrojos partían como uno de los grandes candidatos del grupo X de Tercera para pelear por el ascenso. Las razones del fracaso que está a punto de consumarse se pueden abordar desde muchos frentes, pero lo que salta a la vista es que este equipo se ha dejado un buen puñado de puntos contra los rivales de la mitad baja de la clasificación.

Lo que ocurrió el pasado domingo ante el Conil en el Nuevo Mirador no fue un accidente ni una excepción. El algecirismo revivió lo que poco antes aconteció frente al Ciudad de Lucena y antes con el Arcos, el Coria o el San Roque de Lepe. Pero este Algeciras no solo se ha dejado puntos en su templo que sus rivales directos amarraron, también ha visto volar resultados a domicilio en partidos que tenía controlados y en campos donde los primeros cumplieron con solvencia.

El Algeciras, primero de Javier Viso y desde 2019 de Emilio Fajardo, se ha movido en unos altibajos desde que se acabó el primer fogonazo de ese comienzo liguero fulgurante. Es verdad que con Viso el equipo se mantuvo más tiempo arriba, entre los puestos de privilegio, hasta que la gasolina escaseó, los refuerzos no llegaron a tiempo y el motor gripó con el Cádiz B y Los Barrios. Ya con el cambio de año, de entrenador y de media plantilla, los albirrojos no han sabido desprenderse de esa rémora de la presión ni encadenar ni una sola racha de tres victorias seguidas, un reto que se le resistió a Fajardo por tercera ocasión. Y así es imposible.

Fajardo sigue sin lograr tres victorias seguidas en un momento marcado por la presión de ganar

Los números son perversos con el Algeciras. Este equipo ha sumado más contra sus iguales que contra los de la clase media y baja del grupo. El Algeciras se ha dejado cuatro puntos frente al Conil, seis con el Coria (¡seis!), cuatro con el Arcos, cuatro con el Lucena, tres con el Écija y dos con el Sevilla C, la Lebrijana, el San Roque de Lepe y el Puente Genil. Los del Nuevo Mirador solo han hecho pleno con el Gerena y con los dos últimos, los descendidos Cabecense y Guadalcacín. Falta por ver qué sucederá con el Espeleño (el próximo rival, también descendido) y con el Xerez CD, que echó una mano al empatar el pasado sábado en Chapín, aunque cayó en saco roto.

Que el Algeciras no ha dado la talla ya no le cabe la duda a nadie. Siempre que ha llegado a un día señalado para volver a meterse en el playoff, siempre que ha visto la tierra prometida al alcance, este conjunto se ha doblegado ante la exigencia y la responsabilidad de tener que ganar o ganar.

La suerte está echada por mucho que las matemáticas se empeñen en prolongar la agonía. La dimisión de Miguel Ángel García como director deportivo tras la derrota en Coria fue la primera salida en una institución que va a necesitar cambios para levantar a una gran afición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios