Algeciras CF - UD Ibiza

Aquel ascenso que no pudo ser

Moussa, en el Algeciras - Ibiza del play-off de 2018.

Moussa, en el Algeciras - Ibiza del play-off de 2018. / Erasmo Fenoy

El 27 de mayo de 2018 el Algeciras CF vio frustrado su sueño de regresar a la Segunda B, a la entonces categoría de bronce del fútbol español. La Unión Deportiva Ibiza se cruzó en el camino del equipo dirigido por José Antonio Asián. El ostentoso proyecto ibicenco no dio opciones a un Algeciras que sobrevivía en el alambre y que llegó al play-off más por oficio que por calidad, con una plantilla en la que daban sus últimos coletazos algunos emblemas algecireños como Mané, Máiquez o Berlanga.

Este próximo domingo (12:00) el Nuevo Mirador vivirá el reencuentro entre dos clubes que, tras muchas vueltas del destino, vuelven a verse las caras en la misma división, en el grupo II de la Primera Federación. 2.022 días después de aquel 27 de mayo de 2018, cinco años y medio después, el Algeciras se topa con el Ibiza. Esta vez no hay un ascenso en juego sobre el césped, pero sí se enfrentan dos conjuntos en puestos de play-off. Eso sí, uno tiene la obligación de estar en la lucha por subir mientras que el otro, el de casa, se ha metido sin presión ninguna en esa puja.

La vida ha cambiado bastante para el Algeciras en esos cinco años largos desde que perdió aquel play-off con el Ibiza. Los del Nuevo Mirador consiguieron el ansiado ascenso a la Segunda B un año después, en Socuéllamos, justo antes del campaña del coronavirus, de la reestructuración del fútbol no profesional y todo lo que conllevó con el ascenso a la Primera RFEF, el play-off de Almendralejo y la consolidación en una categoría en auge gracias a la conversión definitiva en Sociedad Anónima Deportiva.

La UD Ibiza que se cruzó con el Algeciras en 2018 estaba concebida para alcanzar el fútbol profesional, un reto que consiguió en 2021. El expresidente del Valencia CF Amadeo Salvo tomó las riendas de un club en categorías regionales de las Baleares, la UD Ibiza-Eivissa, a la que ascendió a Tercera y, posteriormente, a Segunda B. A base de talonario, de mucho talonario. Rufete, otro ex del Valencia, dirigía al equipo de Can Misses cuando se enfrentó al Algeciras. 

Los rojiblancos cayeron en el Nuevo Mirador por la mínima ante un rival libra por libra superior, pero con todo los de Asián pelearon la clasificación en el partido de vuelta, en Ibiza, donde el Algeciras estuvo cerca de dar el susto. Cuando Mané puso el momentáneo 1-1 en el marcador, Goliat templó David. El Algeciras lo puso todo, pero no fue suficiente y claudicó. 

Demasiado lejos había llegado aquel Algeciras que habían competido prácticamente sin delanteros (el año de Ito y Solferino). El refuerzo de Moussa en invierno dio algo de mordiente a un equipo en el que sobresalió el sevillano Albertito, quien se lesionó justo la semana previa a empezar el play-off. Ahí se terminó realmente el sueño.

El reencuentro de este domingo será por todo lo alto ya que el Algeciras (quinto con 26 puntos) y el Ibiza (segundo con 36) van a escenificar un duelo de play-off, al menos un ensayo. Los de Lolo Escobar han vuelto a la zona noble tras imponerse en Antequera a la revelación del grupo mientras que los celestes asaltaron el Murube con un triunfo cargado de polémica pero que no esconde el temporadón que los de Romo están cuajando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios