Algeciras CF-Real Balompédica | El clásico

Ania: "Me apoyo en los de la casa porque su sentimiento es mucho mayor a los de fuera"

  • "Ellos están en un momento en el que la suerte les acompaña, más allá de las mejoras que hayan podido tener", afirma el técnico algecirista

Ania, en un entrenamiento reciente del Algeciras CF.

Ania, en un entrenamiento reciente del Algeciras CF. / Erasmo Fenoy

"Todos sabemos lo que significa un derbi. Es un partido en el que no valen las rachas, las dinámicas ni absolutamente nada. Lo que vale es salir a competirlo y sobre todo, ganarlo para darle una alegría a tu afición". Con esta idea afronta el entrenador del Algeciras CF, Iván Ania, el partido que su equipo disputa este miércoles (21:00) en el estadio Nuevo Mirador ante la Real Balompédica Linense, el eterno rival.  

Pero, ¿cómo llega el conjunto algecirista? Responde Ania: "Podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. En Vigo cortamos una racha de tres derrotas, creo que hicimos un buen partido, con dos partes completamente distintas, una cuando estuvimos once contra once y otra en inferioridad numérica. Eso nos tiene que reforzar. Fuimos capaces de ponernos por delante en igualdad de jugadores, marcamos un gol con un jugador menos", recuerda.

Eso sí, el empate a dos en Balaídos es el pasado. "Nos tenemos que quedar con que cortamos esa racha, pero para centrarnos en este derbi. Hay que pensar nada más que en sacarlo adelante y para eso hay que ser optimistas. Los pensamientos negativos te bloquean la cabeza y no te permiten rendir al máximo nivel. Dentro de la autocrítica hay que ser constructivos y dentro de la moral, ser positivos".

El Algeciras hizo un entrenamiento de recuperación el lunes, este martes llevo a cabo una sesión preparatoria centrada ya en la Balona y el miércoles volverá a trabajar, ya en los últimos detalles, durante la mañana, ya que el partido es las 21:00. El sábado, a San Fernando. "Tres partidos en tan poco tiempo no nos viene bien a ningún equipo, ni a nosotros, ni a la Balona ni al San Fernando. Los que salen favorecidos al final son los que tienen las plantillas más amplias", afirma. 

Tampoco se entretiene Ania en próximas jornadas. "A cualquiera le gusta jugar este partido. Son especiales, porque además el resultado no dura hasta la siguiente jornada, sino hasta la próxima vez que te enfrentas a tu rival. Tenemos ya experiencia, por mi parte de la pasada semana, pero algunos jugadores, de muchísimos años más. La gente lo vive de una manera distinta. Yo me apoyo en los que son de la casa porque su sentimiento es infinitamente mayor a los que venimos de fuera. Ellos son los que nos tienen que marcar el camino, los que nos guíen. Ya el año pasado lo hice, me apoyé en Turrillo, Tomás, Leiva, los que lo viven desde niños".

El entrenador espera a un contrincante duro. "Venían de una dinámica mala y cuando hay un cambio de entrenador siempre hay una reacción, algunas veces positiva y otras no. Ellos están en un momento en el que la suerte les está acompañando, más allá de las mejoras que hayan podido tener. El otro día meten el gol en la última jugada y pitan el final. Hay momentos que las cosas te viene de cara y otras no salen como uno quiere, pero en un cómputo global se suele equilibrar. El caso es que vienen en una dinámica mejor que hace seis, siete semanas atrás".

"Es un equipo ordenado, que intenta minimizar riesgos, bastante vertical, no excesivamente combinativo pero con jugadores que pueden decidir. Posiblemente nos ceda el balón e intente salir a la contra", pronostica.

La sanción de cuatro partidos a Tomás le parece a Ania "una barbaridad". "Me parece excesivo por no hacer nada, solo tirarle a un rival del brazo, pero estamos indefensos con el acta. O tienes un vídeo muy claro que en esta categoría no existe o es muy difícil demostrar que no sucedió lo que dice el árbitro. Salimos muy perjudicados". 

Sobre el debate de la portería, el técnico pide apoyo para los dos cancerberos. "Han estado bien en ciertos partidos y en otros no, pero también los defensas, los medios y los delanteros. Un fallo del portero se ve más porque es definitivo. Hay que intentarle darles mimo y cariño, ponerlos en el punto óptimo para que puedan rendir y reconocer que a veces nos hemos equivocado porque ahí está el crecimiento".     

El entrenador espera al público algecirista, ni más ni menos que tan participativo como siempre. "Nosotros tenemos que contagiar a la gente. Ser un equipo agresivo con el que la gente se identifique, no uno temeroso y nervioso. Siempre tenemos el apoyo de la afición, no nos podemos quejar de eso", concluye. 

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios