Algeciras CF Romero, listo para volver a volar

  • El meta del Algeciras está recuperado y se ofrece a jugar ante el Recreativo Granada

Romero, en un encuentro de la pasada temporada. Romero, en un encuentro de la pasada temporada.

Romero, en un encuentro de la pasada temporada. / Erasmo Fenoy

El Gato Jesús Romero ya está disponible para su vuelta a los terrenos de juego después de superar la lesión en la mano que le ha impedido estrenarse esta campaña en Segunda B con el Algeciras CF. El portero, que sufrió una fractura de escafoide al final de la pasada campaña, podrá ser dado de alta como jugador de la primera plantilla el 1 de enero de 2020 y se pone a disposición de su entrenador, Emilio Fajardo. “Espero estar disponible ante el Recreativo Granada y si no juego ese partido, estaré a disposición del míster para el partido que él decida”, comenta.

Romero, uno de los héroes del ascenso de la pasada temporada y uno de los jugadores más queridos por la afición del Nuevo Mirador, admite que estar en el dique seco no ha sido fácil: “La lesión ha sido un poco cansina, un poco dura. Nunca había estado tanto tiempo fuera de los campos, sin ponerme los guantes. Gracias a Dios la recuperación ha sido muy buena. Agradezco mucho a los fisios el tiempo que me dedicaron ya que gracias a ellos la recuperación ha sido buena y rápida”.

El trabajo específico que ha realizado el cancerbero ha estado enfocado a recuperar la destreza de las manos que ayudaron al Algeciras en su ascenso a Segunda B: “Trabajé para fortalecer la articulación, la musculatura del antebrazo y los dedos y muchos ejercicios de movilidad", explica.

"Todo para fortalecer la mano, e imagino que tendré que seguir haciendo ese mantenimiento de por vida, pero no es algo que me pille de nuevas. Es un trabajo constante que soy consciente que hay que hacer. En un jugador de campo no hubiera sido una lesión muy grave, pero al ser portero todo cambia”, añade.

El guardameta cree que su sustituto ha cumplido correctamente con su papel en la portería albirroja: “Lopito ha estado bastante bien. Fue criticado y estuvo en duda pero creo que es un grandísimo portero. Lo ha demostrado ante la Balona, ante el Murcia y muchísimas veces más y a nosotros nos lo demuestra cada día en los entrenamientos con el trabajo diario”.

"Me toca ponerme manos a la obra para volver a la portería"

Romero sabe que tendrá que trabajar para volver a ganarse el puesto en una portería que ha defendido en más de 200 partidos en sus cinco anteriores temporadas como albirrojo (con el paréntesis de sus dos años en Melilla): “El míster tomó la decisión correcta al firmar a Lopito, al igual que a Benito Del Valle, y ambos están preparados para ser porteros del equipo, algo que es siempre una tarea complicada", afirma.

"Han estado bien cuando han tenido que demostrarlo y siempre confié en ellos. Ahora me toca a mí ponerme manos a la obra para volver a hacer lo que me gusta, que es defender la portería del Algeciras”, expone.

El meta considera positiva la dinámica con la que han acabado el año los de Fajardo, dejando la portería a cero tres veces consecutivas y ganando el Clásico ante la Balompédica: “El equipo ha mejorado bastante y defensivamente está muy bien. Ofensivamente está haciendo lo que puede y dentro de sus posibilidades está intentando competirle a rivales como el Recreativo, el Córdoba o el Cartagena, equipos de la categoría con presupuestos altos, mientras que nosotros somos un recién ascendido”, dice.

Aún así, el guardavallas es consciente de que no hay que confiarse ya que siguen existiendo detalles que hay que pulir en el conjunto para conservar la plaza en la categoría de bronce del fútbol español: “Somos un equipo modesto, humilde y trabajador e intentaremos acabar lo más alto posible en la clasificación. Todos sabemos que hay margen de mejora y esperamos que el 2020 nos sirva para seguir creciendo, mejorando y cumplir nuestro objetivo que no es otro que mantener la categoría”.

Por último, el portero tiene claro sus propósitos para el nuevo año: “Quiero cumplir los objetivos tanto grupales como individuales. Los grupales son seguir en Segunda B y disfrutar con mis compañeros, y personal en mi caso es volver a jugar y sentirme futbolista otra vez”, finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios