Algeciras CF El Algeciras pierde a Romero por un periodo aún por determinar

  • El cancerbero sufre necrosis en un escafoide y necesita parar

  • Los médicos determinarán si es necesario que pase por el quirófano

Romero, de amarillo, durante un partido Romero, de amarillo, durante un partido

Romero, de amarillo, durante un partido / Jorge del Águila

El Algeciras Club de Fútbol se ha encontrado de repente con una de las peores noticias que podría salpicar la pretemporada previa a la campaña de su esperado regreso a Segunda B. El meta Jesús Gato Romero, uno de los artífices directos de su reciente ascenso sufre una necrosis en el escafoide fracturado de una de sus manos. El guardavallas tendrá que estar apartado de los terrenos de juego “unas semanas” que van a depender de si pasa por el quirófano o es objeto de un tratamiento menos agresivo y la evolución posterior de la lesión. Una situación delicada para los albirrojos, ya que al día de hoy es el único portero que forma parte de la primera plantilla de pleno derecho.

El conjunto de La Menacha hacía público a primera hora de la tarde de ayer un comunicado en el que decía: “Tras conseguir el ansiado ascenso después de varios intentos y de iniciar la pretemporada cargado de ilusión, las pruebas realizadas a nuestro portero Gato Romero, tras notarse unas molestias en una de sus muñecas, han determinado que debe estar varias semanas de baja. El tiempo estimado de baja está supeditado a nuevas pruebas médicas y a le evolución del proceso de recuperación”.

El guardavallas, según explica el propio afectado, se lesionó durante un entrenamiento en los días previos al decisivo duelo de la última jornada de la fase regular de la pasada campaña con la UD Los Barrios que abrió la puerta a los albirrojos de la fase de ascenso. El meta decidió seguir adelante. “Aguanté el dolor y aunque hubiese sabido que tenía el escafoide roto hubiese seguido jugando, porque no iba a parar precisamente en ese momento”, explica.

“Al no parar el problema no es que no suelda de manera natural, sino que se produce una necrosis en el hueso y después de hablar con los médicos lo que me dicen es que existe una posibilidad grande de tener que operarme, pero que también hay una opción de evitarlo y que en los próximos días tomarán una decisión”, detalla el sevillano, visiblemente afectado por los acontecimientos.

“Aún es imposible saber cuánto tiempo estaré parado, lo más optimista es que pueda volver en un mes y en el peor de los casos, podría ser hasta tres”, indica el cancerbero albirrojo. “Ahora mismo prefiero ser optimista”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios