Algeciras Club de Fútbol

El Algeciras, pionero entre pioneros

  • Los albirrojos, que fundaron la Segunda B en 1977, estrenarán este mes la Primera RFEF

  • Los algeciristas lograron el ascenso a Segunda junto al Almería en aquella inolvidable temporada

Una formación del Algeciras en la andadura 1977-78

Una formación del Algeciras en la andadura 1977-78

El Algeciras Club de Fútbol le ha cogido gusto a eso de ser pionero en las categorías que se estrenan en el fútbol español. Lo hizo en 1977 en la ya extinta Segunda B y dentro de dos semanas estará también entre los cuarenta elegidos para competir en la Primera RFEF, que se constituye como la nueva tercera categoría del escalafón nacional. Poco menos de medio siglo después ni la constitución de los grupos ni el sistema de competición son tan diferentes como se pudiese pensar tras nacer la competición de nuevo cuño como un fenómeno muy novedoso. Por cierto, el Algeciras ascendió en aquella campaña del parto de la Segunda B.

En la andadura 1977-78, los albirrojos -que entonces jugaban en el desaparecido [viejo] Mirador- coincidieron en el grupo II (como ahora solo había dos) con otros cinco equipos andaluces (Almería, Xerez Deportivo, Racing Club Portuense, Sevilla Atlético y Linares), cuatro catalanes (Barcelona 'B' -que será su primer rival en la andadura que está presta a comenzar- Girona, Sant Andreu y Lleida), cinco de la Comunidad Valenciana (Levante, Olímpico de Játiva, Vinaroz, Onteniente y Eldense), dos de Extremadura (Badajoz y Díter de Zafra), dos de las Islas Baleares (Real Mallorca y Atlético Baleares) y la extinta AD Ceuta.

Es decir, que 44 años después volverá a encontrarse en este arranque con Barcelona B, Sevilla Atlético, Linares y Atlético Baleares.

La jornada inaugural

Los albirrojos, que habían ascendido como séptimos en su grupo de Tercera, arrancaron la Segunda B con un triunfo 3-0 sobre el Linares, merced a goles de Romero; Quindejo y Abelenda.

Formaron aquel tres de septiembre: Nemesio, Rivas, Camargo, Herrero, Romero (Abelenda minuto 75), Ventura, Gallego, Dolfi (Galleguito minuto 65), Quindejo y Asencio.

La campaña, primero con Ignacio Martín Esperanza como entrenador y después con el tándem formado por Carlos Leblanch y Andrés Mateo, fue realmente espectacular.

Aquel temporada ascendían automáticamente los dos primeros. Los algeciristas acabaron segundos, no sin cierta emoción. Llegaron a la jornada 38ª y última en la segunda posición de la tabla con 51 puntos. El Almería era líder con 54 y ya tenía el ascenso en el bolsillo. El Algeciras recibió en el último asalto al Girona en El Mirador. El Ceuta, tercero, tenía sólo un punto menos que los albirrojos (50) y posibilidades de hacerse con el pasaporte. Pero el Algeciras, en un campo absolutamente abarrotado, no dio opciones y venció 2-0 a los catalanes con goles de Romero y Galleguito.

Andrés Mateo alineó esa tarde a Nemesio, Herrero, Rivas, Biri, Manolo, Romero, Gallego, Saavedra, Ventura, Galleguito y Julito y también jugaron Asensio y Quindejo.

El club lo llevaban los hermanos Modesto y José Rodríguez, que fueron paseados a hombros por el estadio junto a Andrés Mateo y otros integrantes de la plantilla una vez se hubo consumado el ascenso.

La Copa con el Real Madrid

Aquella ya había sido, por otra razón, una campaña memorable. El día 1 de noviembre de 1977 el Algeciras había recibido en el Mirador, después de eliminar al Moncada, al Real Madrid C. F., en partido correspondiente a la Copa del Rey.

El campeón de Europa hizo valer su superioridad para lograr un 1-6 con el que dejaba más que sentenciada la eliminatoria. La llegada del equipo de Luis Molowny levantó una expectación sin igual en la historia del fútbol algecireño. Pese al marcador de la ida, el Algeciras fue dispuesto a dar la campanada en el Bernabéu. Losdos onces estaban cuajados de suplentes. Dicen las crónicas de la época que los blancos hicieron “el más espantoso de los ridículos”. En el minuto 10, un gran tiro del albirrojo Quindejo rebotó en el larguero y Merallo marcó a puerta vacía. Cuatro después, de nuevo Quindejo centró al área, donde Dolfi bombeó el balón por encima del portero madridista e hizo el 0-2. Pero en el minuto 41, un centro de Vicente del Bosque alcanzó a Jensen, que batió al meta algecirista y en el 56’ fue el autor del tanto el que sirvió para que Stielike empatara. Casi a renglón seguido Aguilar hizo el tercero tras un fallo del meta Cisneros y a seis minutos del final un gran centro de Jensen acabó en un acrobático remate de Roberto Martínez que estableció el definitivo 4-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios