UD Los Barrios - Conil CF| La crónica (2-0) Los Barrios, premio al aguante

  • La Unión, que vuelve a jugar en inferioridad numérica, celebra su segunda victoria de la temporada

  • Alberto Ramos marca nada más empezar y Bouba remata al poco de la expulsión de Valdrin

  • Los de Rosano, superiores al Conil en la vuelta al San Rafael

Los jugadores de la Unión celebran el 1-0 de Alberto Ramos Los jugadores de la Unión celebran el 1-0 de Alberto Ramos

Los jugadores de la Unión celebran el 1-0 de Alberto Ramos / Carlos Ortiz

Guion parecido y final distinto. Por segunda semana consecutiva, la Unión Deportiva Los Barrios volvió a quedarse en inferioridad numérica, esta vez durante toda la segunda parte, pero a diferencia de la semana pasada, los gualdiverdes aseguraron por 2-0 la victoria ante un inofensivo Conil, la segunda alegría de la temporada en el grupo X-A de la Tercera división.

La vuelta al San Rafael sentó bien a una Unión necesitada de puntos después de tres derrotas consecutivas. El partido, que contó con un homenaje a la directiva capitaneada por Álvaro Moya tras llegar a un acuerdo con Soccer Place para la gestión del club y la intención de una reconversión en Sociedad Anónima Deportiva, fue plácido para los barreños, que apenas se vieron inquietados tras el 2-0 pese a la inferioridad.

A diferencia de hace tan solo siete días frente al Ceuta en Los Cortijillos, cuando en el minuto cinco, la Unión estaba ya por debajo en el marcador y un con hombre menos, esta vez el partido comenzó muy bien para los locales. Tanto que en el minuto 2 ya lideraban el encuentro gracias a una jugada personal de Alberto Ramos, que condujo el balón hasta encontrar posición de disparo para batir al meta Fran.

Ficha técnica Ficha técnica

Ficha técnica

La Unión se las prometía muy felices, más si cabe si a lo largo de toda la primera mitad, Benito del Valle no tuvo que volverse determinante en la portería. Es cierto que el Conil tuvo un mayor dominio y se acercó mucho al área de un equipo gualdiverde que esperaba para salir a la contra, pero nunca consiguió dar una sensación real de peligro a lo largo de toda la primera mitad. La mayor parte de las jugadas morían tras un centro al área y, cuando lograban concretarse, solían perderse fuera sin inquietar la portería.

Eso sí, entre esas llegadas, sí hubo una que estuvo a punto de convertirse en el empate. Cuando ya se acercaba el descanso, Carlos Cuenca recibió un centro al punto de penalti y su lanzamiento, a pesar de no tener obstáculos entre él y Benito del Valle, se convirtió en algo más parecido a un tiro a palos de rugby que a un disparo de fútbol.

En la segunda mitad, el guion pudo cambiar cuando, tras la reanudación, Valdrin vio las dos amarillas que certificaban la expulsión en apenas tres minutos. La Unión se quedaba otra vez en inferioridad, como la pasada semana, y el graderío, enfadado con la decisión, empezaba a temerse lo peor. Y el desastre pudo consumarse poco después, pero Kaya sacó sobre la línea un balón que era el empate ya casi cantado.

Pero, de nuevo, el partido dio otro vuelco cuando, a los pocos minutos, la Unión dio el segundo zarpazo. Una jugada trenzada entre Rivero y Richards terminó en el 2-0 cuando Bouba mandó a la red el balón muerto que le llegó después de que uno de sus compañeros de ataque cayera al suelo y el árbitro dijese que no había pasado nada.

A partir de ahí, el Conil no dio la sensación de poder remontar el duelo y nunca pareció en disposición real de poder meterse de nuevo en el choque pese a la superioridad numérica. De hecho, la Unión pudo incluso aumentar la distancia en una contra de Richards, que tuvo dos intentos, pero el primero lo repelió el meta Fran y el segundo se marchó fuera.

Tampoco la fortuna se alió con los conileños, que tuvieron que reemplazar a Sergio menos de diez minutos después de haber ingresado en el terreno de juego, tras una mala caída junto a las vallas que limitan el terreno de juego del San Rafael.

El pitido final llegó sin la sensación de que la victoria estuviera en riesgo. El partido murió plácidamente con el 2-0 y la Unión cuenta ya con dos victorias en su haber, ambas en sus dos partidos en el San Rafael, que lo aúpan a la sexta posición del subgrupo. La visita al Atlético Antoniano del próximo domingo medirá si los gualdiverdes también pueden sumar fuera de casa, una tarea que se les resiste hasta el momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios