CB Martos - ULB | La crónica La ULB logra su primera victoria (71-81)

  • Los linenses remontan en Martos una desventaja de hasta 15 puntos

  • El cambio a zona 2-3, decisiva para la remontada de los albicelestes

  • Los de La Línea viajan con solo nueve jugadores, bien administrados

Los nueve jugadores con los que la ULB viajó a Martos, felices tras la victoria Los nueve jugadores con los que la ULB viajó a Martos, felices tras la victoria

Los nueve jugadores con los que la ULB viajó a Martos, felices tras la victoria

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) ha conseguido este domingo su primer triunfo en la presente andadura. Los de La Línea se han impuesto 71-80 en la cancha del CB Martos en su décimo encuentro de la primera fase en el grupo D-A de la Liga EBA. Los albicelestes, que han puesto de manifiesto que la mejoría demostrada ante Novaschool no era un espejismo, se han sobrepuesto a un monumental madrugón y a numerosas bajas (han concurrido con solo nueve efectivos, que su entrenador supo administrar con pericia) y de la mano de una oportuna defensa zonal han protagonizado una espectacular remontada tras un mal primer cuarto en el que llegaron a verse 15 abajo (28-13). Michel Pannagio fue, con 24 puntos, el mayor anotador del encuentro y Borja Soriano sumó 16 puntos y 9 rebotes.

Los linenses saltaron a la cancha fuera del partido. Su defensa hacía aguas por todas partes y el Martos anotaba con extrema facilidad, entre otras cosas porque los visitantes parecían incapaces de frenar por dentro a Leandro Furján.

Parecía el típico partido sin historia. Con 22-12 el técnico de la ULB, Jesús Gutiérrez, solicitó un tiempo muerto, pero apenas logró cortar la sangría y el primer cuarto finalizó con un elocuente 28-15.

Después de esos diez primeros minutos la historia cambió radicalmente. La ULB se colocó en una zona 2-3 que se le atragantó al equipo de casa, al que le cuesta anotar desde fuera. Pero por encima de cuestiones de estrategia, súper relevantes, lo que hizo diferente a la escuadra de La Línea fue su cambio de actitud, que pasó a ser mucho más agresiva, más intensa. Mucho más ULB.

Que un equipo que no conoce el triunfo no baje los brazos dice mucho de él. Tanto que a falta de 0.46 para el descanso un triple de Michel Pannagio colocó el luminoso 38-37 y obligó al banquillo jiennense a solicitar un minuto para la reflexión. La llamada al orden despabiló un poco a sus jugadores, que consiguieron marcharse al descanso con 41-37, después de un parcial de 13-22.

El tercer cuarto también empezó con Martos despegándose en el tanteador hasta llegar de nuevo a disfrutar otra vez de una decena de puntos (62-52) que pronto empezó a recortar otra vez la ULB hasta firmar un parcial de 23-20 que le dejaba viva para la última parte.

Faltaban seis minutos cuando Panaggio –que en esta su segunda comparecencia mejoró muchísimo su primera actuación- colocó el empate a 66. El colista no se dejó llevar por el vértigo y sometió a Martos, al que la cesta se le hizo muy pequeñita. La frialdad a la hora de anotar los tiros libres permitió a la ULB ir agrandando la ventaja hasta permitirse el lujo de renunciar a su último ataque. Los linenses han conseguido ese primer triunfo que esperan le suponga un punto de inflexión.

Los resultados de la decimoquinta jornada en el grupo D-A de la Liga EBA y la clasificación se pueden consultar en este enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios