Algeciras CF-Real Balompédica Linense | El Clásico Biri: "El Campo de Gibraltar podría tener un equipo de Primera"

  • El de la Estación de San Roque, leyenda del Algeciras, rememora el ascenso a Segunda del 78

  • "Angelito Sáez es el mejor que he visto con esta camiseta, era diferente a los demás", dice

  • Debutó en Segunda B con 17 años, fue elegido el mejor juvenil de Europa y fichó por el Sevilla

Biri, con la camiseta de España y las bufandas del Algeciras y el San Bernardo. Biri, con la camiseta de España y las bufandas del Algeciras y el San Bernardo.

Biri, con la camiseta de España y las bufandas del Algeciras y el San Bernardo. / Nacho Marín

Antonio Vargas Quijada Biri guarda una enciclopedia del fútbol en su cabeza, llena de recuerdos muy vivos. Seguramente por eso ha regalado casi todo su legado como futbolista. Trae una camiseta de la selección española sub-20 con la que jugó el Mundial del 78 en Tokio, donde se codeó con Diego Armando Maradona. Está algo desvencijada, con el escudo del águila casi descosido, pero mantiene ese rojo inconfundible. Es de lo poco que conserva aunque lo va a obsequiar a sus amigos del Club Deportivo San Bernardo. A sus 61 años, Biri traslada con lucidez lo muchísimo que vivió desde que se hizo futbolista de élite en el Algeciras CF. El de la Estación de San Roque formó parte de aquel plantel memorable que dio el salto a Segunda en 1978. Luego marchó a Primera con el Sevilla y emprendió una dilatada trayectoria que le trajo en los 90 de vuelta. En esa segunda etapa, ya curtido, disputó el duelo que Algeciras y Balona reeditan este domingo en el Nuevo Mirador (17:00). Eran otros tiempos aunque el Clásico de la comarca no ha perdido ni un ápice de su rivalidad.  

Biri es historia viva del fútbol del Campo de Gibraltar y uno de los mejores jugadores que se ha puesto la camiseta rojiblanca. Su estampa, con el inconfundible pelo a lo afro, está en la memoria de cualquier aficionado del pasado siglo. El de la Estación dejó el San Bernardo con 16 años para fichar por el juvenil del Algeciras. Al año siguiente debutó en Segunda B -"la Segunda B de antes era como una Segunda de ahora", explica- y con 19 años firmó en Primera con el Sevilla de Miguel Muñoz. Cuentan que el Barcelona andaba tras sus pasos... "Pereda (seleccionador nacional juvenil) me decía que iba a acabar en el Barcelona. Se enfadó conmigo cuando se enteró de que me iba al Sevilla", confiesa.

El debut de Biri con el Algeciras se produjo de una manera accidental. Camargo, que jugaba en su puesto, se lesionó al resbalarse con una pastilla de jabón en la ducha. "Martín Esperanza me avisó y me dijo que jugaba titular el siguiente partido en Barcelona, ante el Barcelona Atlético, con 17 años y ya no volví a salir del equipo", rememora. Como centrocampista era un todoterreno.  

El mítico Andrés Mateo culminó el ascenso ante el Gerona en aquella gloriosa campaña 1977/78. "El ambiente de un partido de fútbol en aquellos tiempos era impresionante. Nosotros, estando en Segunda B, nos concentrábamos los viernes en el hotel Cristina y cuando íbamos al Mirador no podíamos ni entrar del bullicio que se armaba en las puertas", relata Biri.

"Un Algeciras-Balona nunca es un partido amistoso"

"Aquel Algeciras era una más que un equipo, era una plantilla, sabíamos que si te caías del once te iba a costar muchísimo volver a entrar por el nivel de los jugadores que teníamos: Nemesio, Quindejo, Rivas, Gallego, Ventura, Herrero, Saavedra...", dice. "La siguiente temporada debutamos en Segunda con una victoria ante el Cádiz, que venía de bajar de Primera, e hicimos una campaña muy buena. Y a la siguiente fue cuando me fichó el Sevilla", repasa Biri, que había sido nombrado el mejor europeo y el quinto mejor del Mundial 78 que coronó a Maradona.

En su opinión, el mejor futbolista que él ha visto con la camiseta del Algeciras es Ángel Sáez, un desconocido para los más jóvenes, un jugador que maravilló a los que le vieron en acción. "Yo siempre diré que Andrés Mateo es el más grande que ha tenido el Algeciras, sin olvidar al hermano, que se tuvo que ir por la guerra. Pero personalmente creo que Angelito Sáez era diferente a todos, tenía algo que no he visto en los demás", afirma Biri, que guarda especial cariño al ceutí Antonio Rivas. "Aprendí muchísimo de él, jugaba en mi posición y me enseñó el oficio", dice a la par que rescata una anécdota de una visita al Murube.

"En aquella época costaba llegar al Mirador con tanta gente esperando en la puerta"

Biri se enfrentó con el Algeciras a la Balona en amistosos porque ambos clubes no coincidieron en liga en aquel tiempo. Sin embargo, el de la Estación aclara una cosa: "En un Algeciras-Balona no hay amistosos", dice rotundo. "Como se decía antes, esos partidos nunca son amistosos, más bien se acaba a mistazos. Yo por eso no soy partidario de que se jueguen fuera de la competición", explica.

"Yo disputé algunos derbis y tengo mal recuerdo de ellos. En uno sufrió una lesión muy grave Cabrerita, que se partió la pierna en un salto, y en otro me tuvieron que escoltar hasta la Estación", desempolva. "Tuve enfrente a gente como Manolo Mesa o Arias, en aquellos tiempos había muy buenos futbolistas en los dos equipos y en la comarca".

Biri entiende que esta zona siempre ha sido cantera de mucho talento, a menudo malgastado: "El Campo de Gibraltar podría tener un equipo de Primera división. Si nos dejáramos de tantas tonterías, con las empresas que hay y los jugadores que siempre han salido, hay potencial para hacer un gran equipo. El problema es dónde pones el campo... El de La Línea lo quiere en La Línea y el de Algeciras lo quiere en Algeciras y ya no hablamos de los demás", reflexiona con un argumento que propicia un debate entre los presentes en la charla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios