Algeciras CF

Biri, Maradona y el Golpe de Estado

  • El de la Estación trabó amistad con el astro argentino en el Mundial sub-20 del 78

  • "Era un espectáculo y una de las personas más humildes que he conocido", asegura

Biri, en su primera etapa en el Algeciras CF. Biri, en su primera etapa en el Algeciras CF.

Biri, en su primera etapa en el Algeciras CF. / E. S.

Antonio Vargas Quijada, de 61 años, solo responde si se le llama Biri. De hecho tardó en enterarse que había sido nombrado el mejor futbolista del Campeonato de Europa juvenil de 1978 cuando pronunciaron su nombre en la gala. "Pereda se me quedó mirando y me preguntó si pensaba recoger el premio o iba él. Yo había escuchado Antonio no sé qué y ni me di cuenta", recuerda en una de sus innumerables anécdotas. El de la Estación de San Roque ya había debutado con el Algeciras CF en Segunda B, con 17 años, y estaba aún por brillar en el Mundial sub-20 de Tokio del 78, donde trabó amistad con Diego Armando Maradona.

"Maradona era un espectáculo y una de las personas más humildes que he conocido en mi vida", afirma mientras evoca aquel momento único. "Recuerdo que en aquel Mundial íbamos todos a ver a Argentina entrenarse, ver a Maradona entrenándose ya era todo un acontecimiento. Entonces no es como ahora, todos los equipos estábamos juntos, nos mezclábamos en los hoteles y salíamos a cenar", explica.

"Una vez Diego cruzó un restaurante entero dando pataditas a una naranja. La cara de los japoneses y de todos los que estábamos allí era un poema", recuerda Biri, que llegó a grabar una campaña comercial con el astro argentino para Adidas. Su compañero y amigo Marcos Alonso lo hizo para Puma. 

Biri tuvo una ascensión meteórica con el Algeciras. Tras el Mundial sub-20 y con los albirrojos en Segunda, el sanroqueño fichó por el Sevilla. Dicen que por 15 millones de las antiguas pesetas y otras contraprestaciones... ¿Cuánto costaría ahora un futbolista así? Biri se ríe. En Nervión debutó ante el Barcelona de la mano de Miguel Muñoz, estuvo casi tres temporadas pero no tuvo fortuna.

"La mili me cortó la trayectoria", lamenta. "Y además viví de cerca el Golpe de Estado porque estaba en Madrid. Estuvimos varias semanas durmiendo con las cartucheras puestas", señala. 

Como internacional español sub-19 y sub-20 vivió experiencias de todo tipo, como una en Belgrado que cuenta con sentido del humor: "Jugar contra Yugoslavia era lo más duro que había. No he visto una cosa igual a la que pasamos en en el campo del Estrella Roja. Aquello no eran patadas, eran agresiones. Me echaron y tuve que irme corriendo al vestuario porque me querían matar".

A Biri el fútbol actual no le interesa demasiado: "El fútbol de antes es muy distinto al de ahora en casi todo. Ahora veo poco, me resulta muy frío, muy táctico, todo muy mecanizado", opina. "Echo de menos dar esa libertad a los futbolistas, ahora hay una obsesión por que el jugador haga de todo. Si Messi tiene que correr hacia atrás cuando llegue arriba le faltará esa chispa con la que decide. Qué habría sido de Iniesta o Xavi si hubiesen tenido que estar en todas las partes del campo", reflexiona.

En la Estación, con su gente y con una vida tranquila, disfruta del campo, de la cacería y de los toros. José Tomás representa en el ruedo lo que en su día representó Maradona en el verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios