La Línea

La residencia de El Burgo acogerá a menores migrantes solo hasta el 31 de diciembre

  • CSIF presenta una demanda por abrir el centro sin contar con sus trabajadores

La reunión entre los delegados de la Junta y la representación de los trabajadores de El Burgo La reunión entre los delegados de la Junta y la representación de los trabajadores de El Burgo

La reunión entre los delegados de la Junta y la representación de los trabajadores de El Burgo / E. S.

La Junta de Andalucía prevé usar la residencia de Tiempo Libre de La Línea para la acogida a menores migrantes hasta finales de año, mientras el centro está cerrado a su uso turístico habitual. Así se lo trasladaron ayer los delegados territoriales de Empleo y Políticas Sociales, Gema Pérez y Manuel Herrera, al comité de empresa de las instalaciones y a los representantes de los sindicatos mayoritarios.

Los delegados informaron a los representantes de los trabajadores de El Burgo de que existe un protocolo firmado entre la Consejería de Empleo –competente en el uso de la Residencia de Tiempo Libre– y la de Igualdad –responsable en la atención a los menores migrantes– que establece que la acogida está prevista hasta el 31 de diciembre del presente año.

Gema Pérez explicó que la residencia está actualmente cerrada, como es habitual, puesto que su temporada turística termina en septiembre y no vuelve a abrirse para retomar esta actividad hasta el mes de marzo.

Los delegados lanzaron un mensaje de tranquilidad a los trabajadores. Indicaron que la acogida de 57 menores se produjo a finales de la semana pasada por “absoluta emergencia”, y que no fue posible explicar de manera personalizada a la plantilla hasta este momento, teniendo en cuenta la existencia de varios días festivos posteriores a la medida.

Pérez hizo hincapié en que la residencia “ni se va a cerrar ni se va a privatizar, sino que se trata de una medida temporal, marcada en el tiempo, y adoptada por necesidad ante la llegada de tantos menores no acompañados, lo que ha derivado en el desbordamiento de otros centros”.

La delegación territorial de Empleo facilitará a la de Igualdad un listado de los trabajadores fijos-discontinuos con los que cuenta El Burgo por si estos empleados quieren, en el caso de que cumplan con los perfiles laborales requeridos, acogerse a ofertas de trabajo que necesite la Fundación Samu, concesionaria de la atención a los menores migrantes.

Además, CSIF Andalucía ha presentado una demanda de conflicto colectivo ante la Comisión de Vigilancia del VI Convenio Colectivo del personal laboral de la Junta de Andalucía tras la reapertura de las residencias de Tiempo Libre de La Línea y Punta Umbría (Huelva) para acoger a menores extranjeros no acompañados. El escrito se refiere al caso de El Burgo, aunque el sindicato señala que este conflicto colectivo es extensivo a todas las otras residencias dependientes de la Junta de Andalucía incluidas en el acuerdo, cuyo contenido desconoce CSIF.

La central sindical critica la “desafortunada y unilateral decisión de la Administración de reabrir los dos centros para acoger a estos menores sin el personal de los centros” y exige que los trabajadores de esos centros no sean reubicados, “dado que su centro permanece desarrollando su actividad propia”. Por este motivo solicita que cuando finalicen sus vacaciones, se incorporen de nuevo a sus puestos de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios