EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis sanitaria

El coronavirus deja sin empleo en Gibraltar a miles de trabajadores transfronterizos

  • Picardo anuncia que el Gobierno abonará el salario mínimo a los afectados, 1.155 libras al mes

  • Están excluidos de las ayudas los sectores del juego online y de las finanzas

Una calle del centro de Gibraltar, vacía Una calle del centro de Gibraltar, vacía

Una calle del centro de Gibraltar, vacía / Erasmo Fenoy (Gibraltar)

Miles de empleados transfronterizos se han quedado sin poder ir a su puesto de trabajo este martes tras la entrada en vigor del confinamiento durante 30 días decretado por el Gobierno de Gibraltar para evitar la propagación del coronavirus. Solo han abierto supermercados, tiendas de comestibles y farmacias, además de los restaurantes que sirven comida para llevar y a domicilio. Las obras, a menos que tengan un permiso especial emitido por el director técnico, también se han paralizado. Para ayudar a los trabajadores afectados, el ministro principal, Fabian Picardo, ha anunciado que serán considerados como "inactivos" y que sus empresas recibirán el salario mínimo para que sea abonado a cada empleado. La cantidad es de 1.155 libras mensuales, al cambio de este martes 1.260,45 euros. De las medidas anunciadas para las empresas, están excluidas las dedicadas al juego online y las financieras, aunque estos sectores serán revisados cada mes.

Las personas que trabajen menos horas cobrarán la parte proporcional del salario mínimo. Por ejemplo, un empleado que trabaje cuatro horas al día recibirá 616 libras al mes. Las cantidades se pagarán libres de impuestos. Picardo indicó que los primeros pagos se realizarán a finales de abril y que espera que las empresas abonen sin problemas los salarios de marzo. También anunció que habrá sanciones penales y financieras para las empresas que abusen del sistema. 

El Gobierno calcula que hay 34.973 trabajadores en Gibraltar, locales y transfronterizos. Tras ser cuestionado por el número de personas que se pueden beneficiar de estas ayudas, indicó que se deben restar los trabajadores del sector público (entre 5.000 y 6.000) y de los sectores excluidos de las medidas (por ejemplo, juegos y finanzas).

El ministro principal indicó que estas medidas están diseñadas y calibradas para funcionar durante el mes de abril y que se revisará su alcance para los próximos meses, especialmente mayo y junio, según evolucione la crisis generada por la pandemia. 

Picardo explicó cuál es el objetivo de estas medidas: "Damos apoyo financiero directo para que las empresas puedan retener a su personal y pagarle sus salarios a una tasa fija. Y esperamos que las empresas se aprovechen de esto y retengan a su personal. Ya hemos tomado medidas para reducir todos los demás costes de las empresas, excepto el coste de pagar a sus empleados. También significará que ningún empleador podrá justificar despidos masivos o reducciones de personal", destacó. 

El Gobierno hará un pago mensual a las empresas, que tendrán que pagar las cantidades recibidas a cada empleado y no tendrán derecho a retener o deducir ninguna cantidad, ya que estarán incurriendo en un delito. Los autónomos deberán reclamar este pago directamente. 

Picardo anunció que con el fin de preservar los derechos de los empleados, no se permitirá ningún despido efectuado desde el 15 de marzo de 2020 sin el consentimiento específico del director de Empleo, que no dará su consentimiento "salvo en circunstancias muy excepcionales". La medida está diseñada "para asegurar que los empleados al comienzo de esta crisis no se vean de alguna manera privados de estas ayudas".

El ministro principal indicó que las 1.155 libras se basan en el salario mínimo de 7 libras por hora y se calcula sobre la base de 7,5 horas por día y 22 días al mes. "Es un ingreso para comprar lo esencial y no para financiar diferentes niveles de vida o estilos de vida", detalló Picardo, que explicó que los bancos del Peñón tienen previsto aplazar los pagos de la hipoteca y otros.

Reacciones

El alcalde de La Línea, Juan Franco, valoró de forma positiva el anuncio de estas medidas. "Van a suponer un respiro económico para muchas familias que residen en La Línea y garantizan el mantenimiento de los contratos que estuvieran vigentes a 15 de marzo. Esto demuestra el compromiso del Gobierno de Gibraltar con los trabajadores y con las empresas y creo que es motivo para estar contento y esperamos poder contar con ayudas específicas por parte del Gobierno de España", indicó. 

El secretario comarcal de CCOO, Manuel Triano, se expresó en términos similares: "Se da una respuesta a las prestaciones solicitadas y cobertura a las personas que las necesitan tras el cese de la actividad de muchas empresas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios