EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Abiertos con cita previa apenas un 10% de los comercios de La Línea

La Calle Real de La Línea, este lunes, con varios negocios aún cerrados. La Calle Real de La Línea, este lunes, con varios negocios aún cerrados.

La Calle Real de La Línea, este lunes, con varios negocios aún cerrados. / Nacho Marín

Alguna peluquería, un par de ópticas y varios talleres mecánicos. Es la imagen que deja la mañana de este lunes, 4 de mayo, en La Línea de la Concepción durante la primera jornada con apertura al público de los comercios generalistas.   

Los negocios de hasta 400 metros cuadrados pueden trabajar ya con cita previa para la atención individual de clientes (un empleado por cliente). Sin embargo, apenas un 10% de los comercios integrantes de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de La Línea (Apymell) han decidido levantar la persiana. La entidad agrupa a unos 160 empresarios.

"Aún hay muy pocos comercios totalmente abiertos. Todavía hay preocupación y esta semana está siendo más bien de transición. Muchos empresarios han preferido mantener esta semana cerrados mientras preparan las medidas de seguridad conforme a su actividad", ha explicado el presidente de Apymell Lorenzo Pérez Periáñez.

El próximo lunes 11 de mayo, si la provincia de Cádiz entra en la Fase 1 del plan de desescalada, los negocios podrán abrir atendiendo unas normas de control de aforo y medidas de protección, en un formato más parecido a una actividad normalizada. "Muchos comercios se están preparando con esas miras. Ha abierto hoy un máximo del 10% y con cita previa", ha detallado Pérez.

Una hilera de clientes guarda turno para entrar a comprar pan mientras la cola alcanza una tienda cerrada. Una hilera de clientes guarda turno para entrar a comprar pan mientras la cola alcanza una tienda cerrada.

Una hilera de clientes guarda turno para entrar a comprar pan mientras la cola alcanza una tienda cerrada. / Nacho Marín

Por tanto, la imagen mayoritaria sigue siendo la de cierres metálicos bajados en las zonas comerciales del centro de la ciudad aunque la Calle Real va recobrando poco a poco el pulso con las personas que pasean entre los escaparates. "Esta semana se pondrá el motor en marcha para la semana que viene. Será entonces cuando podamos comprobar cuál es el nivel de negocio y cuántos optan por abrir", ha apostillado. 

Apymell ha valorado positivamente la flexibilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que permitirán la reincorporación progresiva de los trabajadores con el contrato suspendido conforme progrese la vuelta a la actividad. "La facturación va a tardar en recuperarse, por lo que poder incorporar a trabajadores conforme vaya siendo necesario en lugar de a todos va a suponer una diferencia notable para que esta vuelta a la normalidad sea viable", ha valorado.

Clientes de Gibraltar

El comercio de La Línea ha tenido tradicionalmente en los clientes de Gibraltar buena parte de su sustento y razón de ser. Ahora, esos ingresos son prácticamente inaccesibles por las limitaciones de paso entre una y otra comunidad. "El cliente de Gibraltar de siempre ha hecho gasto en el comercio, el mercado y la hostelería. También se va a notar", ha matizado el presidente de Apymell. 

No obstante, Pérez Periáñez ha apuntado que los trabajadores españoles que tampoco pueden acudir a sus puestos en el Peñón, en su mayoría linenses, van a cobrar durante este mes de mayo el subsidio del Gobierno de Gibraltar. Ello les permitirá consumir en el municipio. "Vamos a notar muchísimo la falta de público de Gibraltar. Hasta que se normalice el paso por la Verja se les echará en falta", ha concluido.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios