Narcotráfico | Operación Fortín Cae Kiko el Fuerte, discípulo de los Castañitas

  • Manuel Antonio P. L. y 17 miembros de su grupo son detenidos en un gran operativo de la Guardia Civil contra el tráfico de hachís

  • Registros en trece inmuebles de La Línea, San Roque, Marbella y Estepona

Varios agentes, en la finca registrada en el picadero de Sobrevela (La Línea). Varios agentes, en la finca registrada en el picadero de Sobrevela (La Línea).

Varios agentes, en la finca registrada en el picadero de Sobrevela (La Línea). / Erasmo Fenoy (La Línea)

Uno a uno, los jefes de los clanes de la droga caen como fichas de dominó en manos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. El turno le ha tocado hoy a Manuel Antonio P. L., aunque casi nadie le conoce por su nombre y apellidos. Sí por su apodo: Kiko el Fuerte, así llamado por su esmero en cuidar su físico a base de levantar pesas. Junto a él, la Guardia Civil ha detenido a otros 17 presuntos miembros de su grupo en un amplio dispositivo desarrollado desde las 5:00 de forma simultánea en La Línea de la Concepción, en el barrio de Guadarranque (San Roque), Marbella y Estepona por 150 agentes.

La llamada Operación Fortín contra el tráfico de hachís procedente de Marruecos se inició hace meses, según fuentes de la Benemérita. La organización de Kiko el Fuerte habría introducido en España varias toneladas de hachís en embarcaciones semirrígidas, un negocio que le ha reportado varios millones de euros y generado un rico patrimonio que ahora está siendo investigado por la Guardia Civil. Entre las propiedades del narco figuran gimnasios en La Línea. Los agentes han intervenido en esta ocasión grandes cantidades de dinero, numerosos vehículos de alta gama y embarcaciones de lujo, así como un arma de fuego.

La Guardia Civil considera a Kiko el fuerte como un discípulo aventajado de los Castañitas, los hermanos Isco y Antonio Tejón Carrasco, considerados como los jefes del narco en el Estrecho, si bien hace tiempo que había montado su propia infraestructura independiente, especialmente desde que sus otrora jefes fuesen detenidos el año pasado por la Policía Nacional. Kiko estaba en situación de libertad provisional y contaba con antecedentes policiales.

En esta jormada de la Operación Fortín han participado miembros del Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON Sur) y del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, además de agentes de las comandancias de Algeciras y Málaga. En el Campo de Gibraltar, los registros se llevaron a cabo en la calle Redes, en Guadarranque, y en el Camino de Sobrevela, en La Línea, según ha podido saber Europa Sur.

La finca registrada en Sobrevela está protegida por numerosas cámaras de vigilancia y cuenta con varias viviendas, según informa El País, además de un picadero en el que los agentes se encontraron con varios caballos. En la operación participaron perros de la unidad cinológica, especializados en la detección de droga y dinero en efectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios