Justicia

Los jueces solicitarán un segundo Juzgado de Violencia sobre la Mujer para el Campo de Gibraltar

  • Alberto Ruiz, juez decano de Algeciras, considera que sería una solución adecuada frente al colapso que sufre el órgano que atiende todos los casos de la comarca

Los juzgados de Plaza de la Constitución, en Algeciras.

Los juzgados de Plaza de la Constitución, en Algeciras.

La sobrecarga de trabajo en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, lejos de reducirse, sigue al alza. El juez decano de Algeciras, Alberto Ruiz, convocará tras las fiestas de Navidad una junta sectorial urgente en la que planteará la necesidad de que se cree otro juzgado de este tipo para atender las necesidades del Campo de Gibraltar.  

El juzgado especializado atiende todos los casos de este tipo de los tres partidos judiciales de la comarca, por lo que arrastra una situación endémica de acumulación de expedientes. 

Ruiz ha relatado a Europa Sur que esta semana, al tomarse la juez titular unos días de descanso, los procedimientos han tenido que ser atendidos por los jueces de instrucción pese a no ser magistrados especializados en la materia. "Durante el día 28 entraron 23 procedimientos entre Instrucción y Mujer atendidos por un único magistrado que fue lo suficientemente resolutivo como para sacar el trabajo adelante. Pero no es lógico que cuando el titular del juzgado de violencia se tome vacaciones lo sustituya un juez de instrucción que no es especialista", ha comentado Ruiz.

Para suplir estas carencias, Ruiz entiende que resultaría más adecuado crear un segundo Juzgado de Violencia sobre la Mujer en lugar de un sexto juzgado de Instrucción. "Así, ambos jueces titulares se podrían cubrir mutuamente en caso de ausencia. Creo que sería la solución más adecuada no solo para los funcionarios, también para las víctimas de esta lacra", ha subrayado. 

El 1 de octubre de 2020, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras se convirtió en el único órgano competente en esta materia en el Campo de Gibraltar al asumir el trabajo de los partidos judiciales de La Línea y de San Roque. Durante dos años, sindicatosabogadosayuntamientos y jueces han expresado su oposición a una decisión que consideran que ha empeorado la respuesta judicial a las víctimas en la comarca.

El "redimensionamiento" que llevó a comarcalizar el Juzgado de Violencia sobre la Mujer tenía un objetivo: “Alcanzar el correcto equilibrio entre el mantenimiento de una proximidad razonable del juzgado respecto de la víctima y la respuesta especializada que exige el tratamiento de este tipo de procedimientos”, según se leía en el real decreto que determinó la agrupación. De igual modo, se intentaba "combatir la sobrecarga que soportan en la actualidad un número importante de Juzgados de Instrucción y de Primera Instancia e Instrucción que compatibilizan la materia de violencia de género con las del resto del orden jurisdiccional penal, además de cumplir lo acordado en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género”.

Nada de eso, según explican sus protagonistas, se ha cumplido en un Campo de Gibraltar en el que, según el último informe sobre violencia de género hecho público por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, solo en el segundo trimestre de 2022 se han cursado 491 asuntos penales y hay 76 pendientes. En la comarca han ingresado 403 delitos, de los que 312 fueron por lesiones y malos tratos y 47 por quebrantamiento de penas, según los últimos datos disponibles. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios