Real Balompédica Linense (0-3) La Balona cumple, pero Igor Martínez se lesiona

  • Los albinegros derrotan al Estepona con goles de Dopi, Mai y Fabrizio

  • El medio sufre una durísima entrada y tiene que ser sustituido

Los participantes en el partido, con la familia del homenajeado Carlos Vinuesa Los participantes en el partido, con la familia del homenajeado Carlos Vinuesa

Los participantes en el partido, con la familia del homenajeado Carlos Vinuesa / CD Estepona

La Real Balompédica Liennse (Segunda B) hizo este miércoles buena la diferencia de categoría y se impuso al CD Estepona (División de Honor Andaluza) en un partido con un prólogo muy emotivo, que sivió para recordar la figura del entrañable Carlos Vinuesa, que fuera jugador de los dos conjuntos.

El apartado negativo del choque para los de La Línea que tanto Bandaongo –que fue protegido al sentir una sobrecarga en un abdoctor– como sobre todo Igor Martínez, que fue objeto de una durísima entrada, tuvieron que dejar el encuentro por lesión. En el caso de este último, el club está pendiente de someterle a una prueba médica para conocer el alcance de las dolencias.

La Balona, férrea atrás como manda su guión, mandó en el primer y último cuarto de hora del primer periodo.

Los linenses tuvieron su mejor perfil en el costado izquierdo. Tomán y Tito Malagón, que jugó sus mejores minutos desde que comenzó la temporada, generaron numerosos centros, aunque los de blanco y negro estaban huérfanos de rematadores.

Los visitantes se acercaron en numerosas ocasiones al área local hasta que Dopi se estrenó como anotador con un buen gol en el 32’.

Los esteponeros disfrutaron también de dos claras oportunidades, un disparo al palo de Becerra (21’) y un balón que se paseó por la línea de meta (45’).

La segunda mitad fue un monólogo de la Balompédica, que solo pasaron apuros en un disparo de Heredia que se envenenó y al que respondió Nacho Mirás con reflejos.

Salvo esa acción, los linenses no solo hicieron dos tantos más, sino que pudieron ampliar las diferencias, que posiblemente hubiese reflejado mejor lo sucedido en el césped.

Los dos goleadores Mai -que ya es el máximo anotador de la pretemporada en solitario- y Fabrizio (que tuvo un papel especialmente destacado y demostró un gran dominio del juego aéreo) y Luis Alcalde estuvieron muy cerca de amplar la diferencia.

A medida que pasaban los minutos y sobre todo alertados por la lesión de Igor Martínez los albinegros se preocuparon más de controlar el esférico que de buscar la portería contraria, entre otras cosas porque el marcador ya estaba resuelto.

Además de los ya mencionados dejó pinceladas interesantes Fosela, que en casa partido aprovecha los minutos que le concede el técnico para reivindicarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios