Real Balompédica Linense La Balona ficha al delantero Iván Martín, que llega de la Primera de Polonia

  • El ariete, que pasó por la cantera del Real Betis, procede del Podbeskidzie Bielsko-Biata

  • Ha jugado en Segunda B con Alcoyano, Tudelano, Valladolid Promesas y Pontevedra

  • El acuerdo con los albinegros se prolonga hasta el final de la campaña 2021-22

Iván Martín celebra un gol en la liga polaca Iván Martín celebra un gol en la liga polaca

Iván Martín celebra un gol en la liga polaca

La Real Balompédica Linense ha anunciado este miércoles el fichaje de Iván Martín Gómez, de 25 años, natural de la localidad sevillana de Villaverde del Río, y quien después de un amplio recorrido en la Segunda división B llega procedente de la Primera división de Polonia, a la que había ascendido con el Podbeskidzie Bielsko. El futbolista se vincula a la escuadra de La Línea hasta el final de la campaña 2021-22.

La Balona ya tiene el ansiado centrodelantero que llega para complementar/competir con Pito Camacho y para cubrir las salidas de la entidad de Tato Díaz, que regresó a Italia para jugar en el Taranto, y de Javi Forján, cedido al Xerez Deportivo.

El centrodelantero Iván Martín, que también puede desenvolverse como media punta, se forjó en los juveniles del Villaverde y el San José y debutó en categoría senior con el Brenes en Primera Andaluza en 2012.

Fue entonces cuando lo captó el Real Betis para su cantera. El ya nuevo delantero balono, de 183 centímetros, apenas llegó a disputar cuatro partidos en Tercera división con el filial de las trece barras en su primer año en la categoría. 

El 9 de septiembre de 2014 fue cedido al Alcoyano en Segunda B. Sin embargo no obtuvo la confianza del preparador y los béticos determinaron volver a cederlo, solo que esta vez al Écija Balompié, en el que desembarcó el cinco de enero de 2015. En esa segunda vuelta con los astigitanos, con lesiones de por medio, disputó diez partidos (cuatro como titular) y no marcó.

En la 2015-16 se enroló en el Tudelano, con el que no solo comenzó a tener presencia en la categoría de bronce, sino que logró la continuidad que tanto venía persiguiendo: jugó 27 partidos (13 como titular) y anotó siete tantos. El equipo de Tudela fue tercero y por ende compitió en una fase de ascenso.

El nivel ofrecido llamó la atención del Real Valladolid, que le firmó para su filial (Promesas), también en Segunda B. Participó en 29 confrontaciones (21 de ellas formando parte del once inicial) y celebró dos tantos. El conjunto pucelano, que tenía una opción de renovación por contrato, renunció a la misma.

En la 2017/2018 recaló en el Pontevedra, con el que hizo tres goles en 17 jornadas, cerrando así su primer ciclo en Segunda B con 76 partidos y 12 goles.

En el verano de 2018 puso rumbo a Polonia para sumarse al proyecto del Odra Opole en la Segunda división, con el que debutó anotando el gol de la victoria victoria sobre el GKS Tychy (2-1). Al final de la campaña no cambió ni de país ni de categoría ya que de allí se marchó al Podbeskidzie Bielsko-Biata, con el que logró el ascenso a la máxima división [Ekstraklasa]

En el presente curso había tomado parte en cuatro partidos sobre 14 posibles en liga (además de no presencias en la Copa) y no había marcado. En ninguno de ellos había formado parte de la alineación de salida y llevaba acumulados el 3% de los minutos en los que había competido su equipo, por lo que el club le abrió la puerta en este mercado de invierno aunque tenía contrato hasta el próximo 30 de junio. En total en Polonia participó en 45 partidos, anotando ocho goles.

La Real Balompédica le presenta como un “delantero de gran fortaleza física, velocidad, combinación y juego al espacio, capaz de aguantar la pelota y no exento de calidad” que espera encaje en el sistema de juego de Antonio Calderón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios