Real Balompédica Linense

La Balompédica, a vueltas con la relación calidad/precio

  • Los albinegros analizan con lupa los contratos para no gastar más de lo debido

  • El ejercicio tendrá un presupuesto cerrado, a diferencia del curso pasado

Andrés Roldán, Ismael Chico y Mario Galán

Andrés Roldán, Ismael Chico y Mario Galán / Vanessa Pérez

La dirección deportiva de la Real Balompédica Linense, formada por Mario Galán e Ismael Flores Palomino [Ismael Chico] y asesorada por el entrenador, Miguel Rivera, trabaja -tan denodadamente como en silencio- en la confección del plantel que defenderá los intereses albinegros en la campaña 2024-25. Un vestuario que tendrá como confesado ambicioso objetivo la clasificación, al menos, para el play-off de ascenso a Primera Federación. Pero también que para llegar a ese logro el club tenga que realizar un desembolso más comedido que el que llevó a cabo en el curso que acaba de finalizar.

“Esta temporada tendremos un presupuesto cerrado, no como la anterior”, explica el propietario de la entidad, Andrés Roldán, que parece haber aprendido de todos los errores cometidos en su primera experiencia en el cargo. “Eso no quiere decir que si en un momento puntual hace falta realizar un esfuerzo no se vaya a hacer, pero sí que hay que trabajar dentro de unos números, como se hace en todos los clubes”.

No es un mensaje al vacío. La pasada campaña era frecuente escuchar que la entidad de La Línea había invertido en el plantel casi medio millón de euros más que en la andadura precedente, cuando militaba en Primera Federación.

La novena posición final en el grupo IV de la Segunda RFEF, que implicaba que los balonos no jugarán siquiera la Copa del Rey o la Copa Federación, denota que la inversión -que obligó a Roldán a rascarse el bolsillo más de una vez a lo largo del año- no estaba a la altura de los resultados.

Analizada esa situación los responsables de la gestión de la 2024-25 tomaron una decisión. No se trata tanto de gastar menos (que también) sino de hacerlo mejor.

Y dicho y hecho. Los responsables de elaborar la plantilla están mirando con lupa los emolumentos previstos para los cuatro jugadores con contrato en vigor (Javi Pérez, Fran Carbià, Nando Copete y João Pedro), lo que podría conllevar la salida pactada de alguno de ellos.

Bajo ese mismo criterio examina la Balona las pretensiones de algunos que han recibido la oferta de renovación, como son los casos, entre otros, de Diego Jiménez y Sergi Monteverde. De ambos algún portal especializado en la categoría garantiza que no continuarán en La Línea, aunque la información que maneja este medio no coincide exactamente con esa afirmación.

A lo largo de la semana también se han podido leer anuncios en portales digitales que el guardameta Facu Ackerman está negociando su incorporación al UCAM de Murcia, lo que implicaría, de ser cierto, que no existe renovación en una Balona. Los albinegros, al menos en los días siguientes a la finalización de la temporada, no descartaban que el cancerbero de origen uruguayo siguiese en su nómina. Pero eso, no lo descartaban.

No es necesario añadir que idéntico criterio está utilizando el club en la búsqueda de los nuevos inquilinos de la caseta. Calidad/precio. Los presupuestos desmesurados de Estepona FD o UCAM el pasado curso (y por qué no decirlo, de la propia Balona) y las conquistas de unos y otro vienen a demostrar que no se trata tanto de invertir muchísimo, sino de hacerlo de la manera correcta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios