Real Balompédica Linense Javi Montoya vuelve a bajar el cierre

  • La Balona, entre los ocho equipos de Primera, Segunda y Segunda B menos batidos

  • El meta riojano estrena capitanía con un tanto en cuatro jornadas 

Javi Montoya, durante el Balona-Don Benito Javi Montoya, durante el Balona-Don Benito

Javi Montoya, durante el Balona-Don Benito / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense y su guardameta Javi Montoya se encuentran entre los ocho equipos que solo han recibido un gol a estas alturas de la competición, después de que se hayan disputado cuatro jornadas en Primera y Segunda B y una más en la categoría de plata.

El gol que el delantero del Algeciras Club de Fútbol Antoñito anotó el pasado domingo en el Nuevo Vivero de Badajoz y que acabó con la condición de imbatido del meta Kike Royo en el minuto 86 de partido supone que no haya un solo equipo en Primera, Segunda y Segunda división B que mantenga su portería a cero, ya que la escuadra pacense era la única que ostentaba esa condición.

Eso se traduce en que la Real Balompédica, y por añadidura su cancerbero Javi Montoya, se encuentran entre las ocho escuadras de las mencionadas categorías que menos veces han tenido que recoger el balón de sus redes en lo que va de competición: una.

En el caso de la Balona, el único tanto encajado llegó en la tercera jornada, en Mérida, y fue obra de Álex Jiménez, de cabeza, al saque de una falta.

En la relación de escuadras que, con un solo gol, están entre las menos batidas del país aparece dos conjuntos de Primera, el Sevilla Fútbol Club (con el checo Tomas Vaclík en el marco) y el Athletic Club (Unai Simón), uno de Segunda, el poderosísimo Almería (Fernando Martínez y René Román) y cinco de la división de bronce: Real Balompédica (Javi Montoya), Badajoz (Kike Royo), La Rozas (Yelco Ramos e Ismael de Andrés), Calahorra (Nacho Zabal) y La Nucía de César Ferrando, con Óscar Fornés en el marco.

La pasada andadura la Balompédica también superó la frontera de la cuarta jornada con un solo gol en contra, pero encajó tres en su visita a la UD Melilla en la quinta fecha del torneo.

A pesar de todo hasta el ecuador de la competición –sólo había visto su puerta profanada en nueve ocasiones- se codeó con los clubes menos vulnerables no ya de España, sino de toda Europa, hasta ser el menos batido del continente junto al Liverpool, que acabaría por proclamarse campeón de la Champions.

Se da la circunstancia de que Javi Montoya vuelve a estar en lo más alto del podio por su trabajo justo en el encuentro, el del pasado domingo con el Don Benito, en el que ejerció, por primera vez, de capitán de campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios