Real Balompédica Linense La continuidad de Javi Forján en la Balona, otra vez en el alero

  • El club sondea a Lincoln y Europa para que se hagan con sus servicios

  • El futbolista, convencido de que jugará, quiere seguir con los albinegros

Forján disputa un balón durante el Balona-Almería, jugado en Marbella Forján disputa un balón durante el Balona-Almería, jugado en Marbella

Forján disputa un balón durante el Balona-Almería, jugado en Marbella

La relación entre la Real Balompédica Linense y el delantero jerezano Javi Forján vuelve a pender de un hilo. Mientras que el futbolista, convencido de sus posibilidades, insiste en quedarse en la plantilla de Antonio Calderón, el club sondea a otras entidades para tener prevista una posible salida. De momento el ariete sigue entrenándose con sus compañeros, pero aún restan seis días para que se cierre la primera ventana de fichajes de la temporada.

El pasado uno de septiembre Europa Sur advertía de que Javi Forján podía dejar la Balona, entonces para enrolarse en el Villarrubia. La competencia con Tato Díaz y Pito Camacho va a ser dura, pero como quedó explicado este lunes en esta misma publicación el club precisa tres delanteros-centro por varias causas: por un lado porque el míster utiliza con frecuencia un dibujo con dos nueves y por otro porque en caso de lesiones, sanciones… o bajas por cuarentena debido al Covid-19 el plantel no puede quedar sin referente ofensivo.

En las últimas horas la Balompédica ha preguntado a los dos principales equipos de la National League de Gibraltar (Lincoln y Europa FC) si estarían interesados en contar con Forján, al que le quedan dos temporadas de contrato, en calidad de cedido. Los reds lo han descartado, por cuanto ya tienen su plantel cerrado. El conjunto que entrena el exbalono Rafa Escobar no ha dicho que no. De hecho, en sus eliminatorias europeas no ha tenido demasiada suerte de cara al marco contrario. Escobar ya tuvo a Forján a sus órdenes en la UD Los Barrios.

La ausencia de Forján en el duelo con el Sevilla Atlético del pasado sábado no debe entenderse como un indicio de que el entrenador no cuenta con sus servicios. El jerezano tenía molestias en un tobillo y se entrenó, al margen del grupo, con las debidas reservas junto a otro de los lesionados, Paco Candela.

Lo cierto es que el futbolista está decidido a quedarse. Está convencido de que se reencontrará con el gol y acabará convenciendo al entrenador de que tiene sitio en el equipo. Como se suele decir en estos casos, continuará…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios