Real Balompédica Linense

Antonio Calderón vuelve a pasearse por las alturas

Antonio Calderón, en el banquillo del Juventud de Torremolinos

Antonio Calderón, en el banquillo del Juventud de Torremolinos

Antonio Calderón, el entrenador que, en abril de 2021, condujo a la Real Balompédica Linense a ser partícipe de la fundación la Primera Federación vuelve a vivir en las alturas. El míster gaditano comanda el Juventud de Torremolinos, que con cinco victorias y un empate encabeza en solitario el grupo IX de la Tercera Federación. En apenas mes y medio ya disfruta de siete puntos de renta sobre el sexto clasificado, el primero de los equipos que al final de la temporada se quedaría fuera de los puestos de play-off. El campeón asciende de manera directa.

ACA Football Partners, con sede en Singapur, adquirió el pasado mes de febrero el Juventud de Torremolinos. Este grupo asiático también controla el KMSK Deinze de la Segunda división de Bélgica, en el que Antonio Calderón ejercía las funciones de segundo entrenador. Además, también posee el PVF Academy (Vietnam), el Albirex Niigata Singapore (Singapur) y colabora con el Urawa Reds (Japón).

La primera medida de los nuevos propietarios fue trasladar al exbalono a la entidad malagueña primero para que se fuese asentando y segundo con la (casi imposible) misión de evitar el descenso. A esa plantilla se unió, en calidad de cedido por la Balona, el serbio Damjan Gojkov, que tuvo escaso protagonismo. La entidad de La Línea le despidió la pasada semana.

Tras perder la categoría el club llevó a cabo una profundísima remodelación y depositó en el míster la responsabilidad máxima de un proyecto llamado a crecer en las próximas temporadas. Los resultados saltan a la vista: el equipo está invicto (cinco victorias y un empate, ante el Poli Almería) es líder con dos puntos de renta sobre el segundo (Motril) y seis sobre el quinto clasificado, el Real Jaén de Emilio Fajardo (ex de Balona y Algeciras) y lleva anotados 14 goles y ha recibido solo tres.

“Es curioso, pero Juventud de Torremolinos y Balona han vivido un periodo no igual, pero sí similar en los últimos meses”, reflexiona el preparador. “Ambos han vivido un proceso de compra-venta después poco después de comenzar el año”.

“Estas cosas parece que no son importantes, pero no ayudan en medio de la competición y en nuestro caso se dejó sentir y lo pagamos con el descenso, aunque la permanencia estaba ya muy difícil”, reflexiona.

“Esta temporada, con más tiempo, nos hemos preocupado de confeccionar una plantilla muy competitiva, hemos empezado muy fuerte y esperamos que eso nos proporcione la tranquilidad y la confianza necesarias para estar todo el curso ahí y pelear por subir de manera directa”, explica.

“En cuanto a la Balona y siempre desde la distancia parece que no acababa de producirse la venta, que se tardó mucho en confeccionar la plantilla y aunque haya quien piense lo contrario la Segunda RFEF es una categoría muy exigente y el comienzo, teniendo en cuenta que es un recién descendido y por lo tanto se espera mucho, es bastante irregular”, analiza.

“No obstante si se mantiene la calma, se tiene paciencia y se da tiempo para que se ajuste la plantilla estoy convencido de que la afición, que es maravillosa en La Línea, llevará poco a poco en volandas al equipo para que vaya remontando posiciones y las cosas acaben de otra manera”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios