Real Balompédica Linense Airam Benito se despide, pero deja abierta la puerta del regreso a la Balona

  • El canario se marcha agradecido al club por la oportunidad de volver a jugar

  • "Me quedo con la espinita clavada de triunfar en La Línea", desliza

Airam Benito, en su primer amistoso con la Balompédica Airam Benito, en su primer amistoso con la Balompédica

Airam Benito, en su primer amistoso con la Balompédica / Erasmo Fenoy

El centrocampista canario Airam Benito no seguirá formando parte de la Real Balompédica Linense. El propio futbolista ha confirmado su salida de una entidad a la que apenas pudo pertenecer un mes y medio. El canario no cierra la puerta a un posible regreso en el futuro y expresa su agradecimiento al club por brindarle la oportunidad de volver a jugar después de un año muy duro y a todo su entorno por el trato recibido.

Airam Benito pasará a convertirse en uno de los jugadores con historial más efímero en la centenaria historia de la Real Balompédica. Llegó en enero, después de un año sin jugar, más como apuesta para un final de temporada que nunca llegó a jugarse y de cara a la próxima andadura que para el presente de entonces. Y este viernes se despide de la afición después de haber participado en tres partidos oficiales [amén de algún amistoso en el que dejó muy buenas sensaciones] ninguno de ellos como titular, en los que sumó 43 minutos.

Desde aquello del actual entrenador del Córdoba, Juan Sabas, entonces en circunstancias muy diferentes, no se recordaba nada igual en la Balona, al menos en jugadores con pedigree. Paradojas de la vida, Sabas fue el técnico que se llevó a Airam Benito al Extremadura.

Era casi un secreto a voces, pero Airam Benito ha roto el suspense este viernes y ha formalizado su despedida de la Real Balompédica. Bueno, más que una despedida, un hasta luego, porque el centrocampista reconoce que se ha quedado con “la espinita clavada” de hacerse un nombre en La Línea y que no descarta que en un futuro pueda volver a abrirse la puerta que ahora se cierra.

Lo curioso del asunto es que cuando la temporada quedó interrumpida como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el Covid-19 (coronavirus) todo indicaba que el centrocampista canario seguiría de blanco y negro. Hasta el punto de que el futbolista dejó en La Línea sus pertenencias con intención de reorganizarlas cuando volviese para iniciar la pretemporada. Tan convencido estaba de que se quedaba en la Balona.

Sin embargo la esperada llamada para cerrar el acuerdo no se producía. Y la Balompédica iba contratando jugadores para su demarcación, lo que le hizo pensar que la situación había dado un giro radical. Y en las últimas hora se ha confirmado: la entidad que preside Raffaele Pandalone ha prescindido de sus servicios.

Airam Benito analiza ahora ofertas para afrontar la que pretende que sea la temporada de su reivindicación después de un duro transito por el desierto.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios