Real Balompédica | Primera Federación

Monteagudo y su idilio con el balón parado

  • El 52'6% de los tantos de la Balona con el albaceteño al frente, en jugadas de estrategia

  • Fran Morante (3) y Jesús Muñoz (2), los que más las rentabilizan

  • En este curso, dos de las tres dianas de los linenses tienen ese origen

Alberto Monteagudo (i), durante un entrenamiento

Alberto Monteagudo (i), durante un entrenamiento

La Real Balompédica Linense ha anotado 10 de los 19 tantos que ha materializado desde que el albaceteño Alberto Monteagudo llegó el banquillo en jugadas que nacieron a balón parado. Casi todas en saques de esquina, aunque también hay alguna falta. Es decir, el 52'6%. El dato habla maravillas del trabajo de estrategia que el equipo de La Línea lleva a cabo de lunes a viernes en los entrenamientos. Pero también pone de manifiesto las enormes dificultades que tiene para anotar con acciones en juego.

Alberto Monteagudo relevó a Antonio Ruiz Romerito, quien fue destituidio tras la derrota cosechada por la Balona 1-0 en Cornellà de la pasada andadura. El 27 de febrero, en horario matinal, el albaceteño dirigió su primer encuentro. Desde entonces lo ha hecho en 16 ocasiones. El balance es de cinco victorias, cuatro empates y siete derrotas. Los albinegros han encajado 24 goles y han anotado 19. De estos últimos, diez han llegado a balón parado, la mayor parte de ellos anotados por jugadores que desempeñan funciones defensivas. Otro dato para reflexionar es la escasa rentabilidad que ponen en esas jugadas los hombres de ataque.

El técnico albinegro se estrenó con triunfo. Uno-cero sobre el Atlético Baleares. Ya por entonces avisó de cuál era su arma secreta. “En el 67' Borja López remató en el segundo palo una falta botada por Antoñito y sacó el meta del Baleares. En ese córner, puesto en juego por Leandro Martínez, Nico Delmonte desvió la trayectoria y el propio Borja López hizo el tanto que acabó por ser el de la victoria”, narraba Europa Sur el gol del triunfo.

Esa relación la continuaron por tres veces Fran Morante (doblete frente al Linares y uno frente al Betis Deportivo), en dos ocasiones Jesús Muñoz (ante el Nástic y el Andorra), Leandro Martínez, que hizo el empate a uno ante el Castilla al cabecear un saque de esquina de Dorrio, y Víctor Mena, que abrió el 0-2 en Castellón, también en un córner.

Esta temporada ya son dos las dianas de esas características que ha firmado el equipo linense. El primero, de Fran Morante en Valdebebas, supuso el empate a dos frente al Castilla. El segundo permitió a Nico Delmonte adelantar a los suyos el sábado en Riazor, donde acabaron perdiendo a manos del Deportivo (2-1). Ambos, por cierto, en sendos saques de esquina sacados de fábula por Toni García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios