Puerto de Algeciras Los estibadores rechazan negociar condiciones laborales para evitar el desvío de contenedores a Tánger-Med

  • El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo considera que APM Terminals incumple el acuerdo laboral de febrero de 2018

  • Los estibadores accedieron entonces a una rebaja salarial y una reducción de las cuadrillas a cambio de 2,2 millones de contenedores anuales hasta 2027

El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo de Algeciras, reunido. El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo de Algeciras, reunido.

El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo de Algeciras, reunido.

Los estibadores del Puerto de Algeciras trazan las primeras líneas rojas ante la fuga de contenedores a Marruecos. El colectivo de trabajadores portuarios sostuvo este viernes no estar dispuesto a modificar sus condiciones laborales para evitar el desvío de contenedores de la naviera Maersk Line hacia el puerto de Tánger-Med.

A lo sumo, los representantes de los trabajadores se muestran abiertos a adaptar el próximo convenio colectivo a cuestiones técnicas tras el anuncio de la compañía danesa de reducir en un 30% su actividad planificada para 2020 adelantado por Europa Sur en su edición del jueves. Maersk demanda una rebaja de costes del 20% para mantener la actividad y no desviar 700.000 movimientos el año que viene. 

El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo de Algeciras, en el que el sindicato Coordinadora tiene toda la representación, ha respondido así a la petición de negociación de APM Terminals Algeciras, la compañía del grupo Maersk que gestiona la principal terminal de contenedores de Algeciras. APM Terminals solicitó públicamente el jueves negociar con los sindicatos fórmulas para una reducción de los costes del movimiento de los contenedores con los que evitar el desvío de la carga de trabajo. 

La representación laboral del CPE de Algeciras, que preside José Antonio González, recordó que existe un acuerdo laboral firmado en febrero de 2018 para regular las condiciones de trabajo durante nueve años, con la intención de que su articulado se reproduzca en el futuro convenio colectivo que se deberá redactar en cuanto se apruebe el marco estatal del sector, el quinto acuerdo marco, cuyos flecos se perfilan estos días en Madrid. 

"Está acordado que el documento tiene carácter de convenio y que no se modificará ningún artículo del mismo. El convenio se tendrá que adecuar a la legislación vigente solo en las cuestiones técnicas, pero no en las condiciones laborales. Nos parece que aquí solo incumple, y además lo anuncian sin ningún reparo, APM Terminals y Maersk con la colaboración del Centro Portuario de Empleo, como últimamente está pasando, siempre con una interlocución desafiante", resalta el comité en una nota. 

El acuerdo organizativo del Puerto de Algeciras firmado entre estibadores y empresas, en vigor desde abril del año pasado, incluye de forma expresa un compromiso de mantenimiento de la paz social mientras se mantenga en vigor. En él, las partes se comprometieron a flexibilizar la operativa con medidas como la supresión de la figura del apuntador en 18 meses y acortar también la composición de las llamadas manos simples eliminando un peón bordo. En cuanto a la competitividad, el número de contenedores para tener acceso al plus de productividad pasó a ser de 79 a 83 contenedores.

El acuerdo también trazaba la senda para el nuevo convenio colectivo. Las partes establecieron una vigencia de nueve años y una garantía de actividad de 2,2 millones de contenedores anuales (como mínimo) para APM Terminals Algeciras y otros 600.000 en TTI Algeciras (la segunda terminal portuaria).  

Incluía también el compromiso de reducción salarial entre los estibadores con mayor salario (un 10%) que se acordó en marzo de 2017, para lo que se planteó una congelación salarial para los primeros años de forma que la pérdida del poder adquisitivo resulte equivalente en la práctica a la aplicación de una bajada salarial. Además, planteó una garantía de cobro de 30 turnos mensuales para todos aquellos estibadores que, estando disponibles para trabajar, no ejercieran por no llegarles un nombramiento. 

"No hemos incumplido ningún acuerdo y vivimos en una negociación constante", zanjó el comité. 

La reducción planteada por APM Terminals pasa, invariablemente, por bajar el coste laboral total (que supone la mitad del coste de mover un contenedor) aunque se realice de forma indirecta, sin tocar salarios, con medidas para mejorar la operatividad de la terminal. Según el director de Relaciones Institucionales y Laborales de APM Terminals, Javier Sáez, manipular un contenedor cuesta sobre 99 euros en Algeciras frente a 52 euros en Tánger-Med (una diferencia del 48%)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios