Andrés Carrasco | Premio PhotoAquae 2019 El lujo de tener agua

  • El algecireño Andrés Carrasco gana el premio PhotoAquae 2019 de Hidralia, la Fundación Aquae y National Geographic en un certamen que busca concienciar sobre este recurso

Andrés Carrasco, fotoperiodista ganador del premio PhotoAquae 2019. Andrés Carrasco, fotoperiodista ganador del premio PhotoAquae 2019.

Andrés Carrasco, fotoperiodista ganador del premio PhotoAquae 2019.

Un gesto tan cotidiano como abrir el grifo sigue siendo un lujo en muchos rincones del planeta. Alrededor de 2.100 millones de personas, tres de cada diez habitantes de la Tierra, carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar en todo el mundo. Y 4.500 millones de personas, seis de cada diez, no disponen de un saneamiento seguro, según la Organización Mundial de la Salud y Unicef.

Ocurrió una mañana de hace ahora unos dos años. Un niño del poblado costero de Mindelo, en la isla San Vicente de Cabo Verde, comenzaba el día junto al mar pertrechado con un bidón desvencijado para asearse. La escena de la cotidiana ducha con agua salada fue captada por el fotoperiodista algecireño Andrés Carrasco durante un viaje al país africano y ahora ha sido galardonada con el premio PhotoAquae 2019, organizado por Hidralia, su fundación (Fundación Aquae) y National Geographic Partners España.

Carrasco recibirá un premio de 1.000 euros por la fotografía titulada Disfrutando del agua concedido por el jurado del certamen tras valorar más de 3.000 imágenes presentadas a un concurso que persigue divulgar el cuidado del agua de forma participativa y difundir el Día Mundial del Agua, que se conmemora cada 22 de marzo.

'Disfrutando del agua', fotografía ganadora del PhotoAquae 19 'Disfrutando del agua', fotografía ganadora del PhotoAquae 19

'Disfrutando del agua', fotografía ganadora del PhotoAquae 19 / Andrés Carrasco

Iván Bouso, productor ejecutivo de National Geographic y miembro del jurado, destaca que se ha valorado, sobre todo, que esta fotografía sugiere más que describe. “Para nosotros, sugerir es crear. Además, nos cuenta una historia. En cuanto la ves, te preguntas ¿cómo es la vida de este niño? ¿Cómo es su relación con el agua? Esta instantánea apela a una epopeya vital y a valores humanos. Además, estéticamente es una foto muy bonita gracias a la utilización de la luz, a la distancia focal o al fondo perdido”, destaca el experto.

“La foto se hizo en un poblado de casas de barro, sin agua corriente, donde la población solo tiene acceso al agua de pozo, donde el agua potable y tratada es cara. El niño se duchaba con agua salada”, explica Andrés Carrasco, durante años fotógrafo de Europa Sur y quien suma ahora este premio a su dilatado currículum de reconocimientos; entre ellos el Premio Andalucía de Periodismo 2015 por una imagen publicada en este periódico durante la crisis migratoria del verano de 2014.

Andrés Carrasco: "En un futuro, que ya es presente en muchos países, el agua será un artículo muy preciado”

“Te das cuenta, aunque pueda sonar a tópico, que algo tan cotidiano como abrir el grifo es un lujo en muchos lugares del mundo”, destaca el ganador del certamen, quien no esperaba el premio dado el alto número de participantes. “Ha sido una sorpresa. Que reconozcan una fotografía con un premio siempre es algo agradable. Además, en este caso contribuye a mandar un mensaje de responsabilidad ante un recurso limitado. Debemos apreciar el agua”, resalta Carrasco.

El fotoperiodista tomó la foto durante un viaje en el que tuvo contacto con una realidad muy diferente a la cotidianidad europea. “Lugares con muchas carencias, donde tener agua es algo prácticamente inalcanzable. El agua ya es un elemento muy preciado. Se dice que las futuras guerras serán por el agua, más que por el oro o por el petróleo. En un futuro, que ya es presente en muchos países, el agua será un artículo de lujo. En todos está la posibilidad de un uso responsable frente al despilfarro, de pensar en ese niño que se lava con agua de mar porque no hay otra a su alcance”, apunta el ganador del certamen.

El premio especial del jurado (sin premio asociado) se queda igualmente en Andalucía. Luisa López Rubiño, de Motril (Granada) ha sido reconocida por su fotografía Espejismo, que refleja el respeto por la naturaleza de forma sutil y etérea. “Se ha querido resaltar el minimalismo de esta imagen que parece nacer de la filosofía taoísta, reflejando el respeto hacia la naturaleza al utilizar los mínimos elementos y una escala cromática reducida”, apunta el jurado.

Además de Iván Bouso, en el jurado que ha escogido las dos instantáneas premiadas han participado Ángeles Puerta, directora de Fundación Aquae; Paloma Martín, directora de Programación de National Geographic; el fotógrafo Luis Rodríguez y David Calle, impulsor de la plataforma educativa Unicoos y miembro del Consejo de Estrategia de Fundación Aquae.

“Con este concurso queremos contribuir a despertar, a avivar, la conciencia social sobre la importancia de gestionar correctamente un bien tan preciado como el agua. Algo que desde Fundación Aquae consideramos clave si queremos revertir la actual tendencia de consumo de agua que provocará, según las previsiones de los expertos, que para 2050 unos 240 millones de personas continúen sin acceso a este recurso y 1.400 millones, sin servicios básicos de saneamiento”, explica David Calle.

“El otro objetivo de PhotoAquae es difundir el Día Mundial del Agua, una efeméride que este año ha tenido como lema Leaving no one behind (Sin dejar a nadie atrás), enfatizando el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos en 2030”, concluye Calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios