Crisis del coronavirus

La movilidad es prioritaria para el sector agrario incluso cuando se endurece el confinamiento

  • La norma para el desplazamiento se adapta para los trabajadores del campo y la mar. La CE agiliza las fronteras con los carriles verdes

Camión cargado de naranjas enviado al hospital de Ifema por empresas y agricultores de Córdoba coordinados por Palmanaranja y Asaja Córdoba. Camión cargado de naranjas enviado al hospital de Ifema por empresas y agricultores de Córdoba coordinados por Palmanaranja y Asaja Córdoba.

Camión cargado de naranjas enviado al hospital de Ifema por empresas y agricultores de Córdoba coordinados por Palmanaranja y Asaja Córdoba.

Cuando la actividad económica se paraliza aún más, la situación del sector agroalimentario, en pleno estado de Alarma dictado por la pandemia del coronavirus Covid-19, es especialmente complicada. A la vez que hay productos que se están resintiendo por falta de salida, como las flores o la carne de cordero, hay otros, la mayoría, que siguen saliendo para el consumo y la movilidad está siendo muy difícil, pues controlarla es clave para evitar el aumento de los contagios y al mismo tiempo fundamental para que la producción agraria cumpla su papel de actividad esencial.

El primer problema que han notado los agricultores andaluces ha sido la dificultad para llegar a los tajos, por las restricciones que impuso en un primer momento el Real Decreto de Estados de Alarma.El Ministerio de Agricultura reconoce que ha recibido muchas consultas acerca de cómo deben realizarse los desplazamientos en vehículos hacia las explotaciones agrícolas o ganaderas, hacia los puertos pesqueros o hacia las industrias agroalimentarias.

Por ello, aclara que “se pueden utilizar furgonetas para el traslado de los trabajadores al campo y para llevar a marineros y trabajadores de los buques pesqueros a los puertos, siempre que no se ocupe más de un tercio de los asientos disponibles de la ocupación máxima del vehículo y guardando las medidas de seguridad dictadas por Sanidad”.

Agrega que “de esta forma, podrán viajar juntos en un turismo dos trabajadores, el conductor y otra persona más que se sentará tras el asiento del copiloto, y tres en una furgoneta con capacidad para nueve personas. Se deberán tomar las medidas de precaución necesarias para mantener una distancia de seguridad apropiada entre los ocupantes dentro del mismo”.

En cuanto a cómo acreditar que un trabajador, un profesional o el mismo agricultor, ganadero o pescador se desplazan hacia su lugar de trabajo, el Ministerio indica que “no existe la obligación de una acreditación particular para esta situación, sin embargo, algunas organizaciones o entidades, de manera voluntaria, están facilitando modelos para sus asociados que pueden ser útiles para facilitar la justificación del desplazamiento en caso de que así sea requerido por la autoridad competente”.

Fresas, flor cortada, espárrago y ovino, los productos más afectados por la pandemia

Asaja Sevilla valora la iniciativa anunciada por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de estudiar la posibilidad de utilizar los autobuses de transporte escolar que la Administración sigue costeando pero que ahora están sin uso al estar cerrados los colegios, para trasladar a los trabajadores del campo con las distancias y garantías suficientes, mientras se prolonga esta situación excepcional. “Una medida que de aprobarse estaría ayudando a evitar la ralentización o paralización de nuestro sistema productivo estratégico, para poder seguir abasteciendo de alimentos a la población”, dice Asaja-Sevilla.

“Desde que se declarara el estado de Alarma, las directrices sobre los desplazamientos han traído de cabeza a los agricultores y ganaderos y a las propias fuerzas del orden que carecían de una norma clara y ajustada al campo. Desde Asaja-Sevilla veníamos demandando que se buscase una armonización en las instrucciones sobre las personas trabajadoras que se desplazan en vehículos a los tajos. Esta cuestión está hoy mucho más clara, tal como explicó el ministro de Agricultura, Luis Planas”, señala la organización agraria.

Flexibilización de la norma

Agrega que “tanto esta flexibilización de la norma como la oferta del presidente de la Junta para favorecer los desplazamientos más seguros a los tajos, permitirán que se recupere la actividad en las tareas de recolección que se había visto resentida en la última semana por la interpretación más rigorista de la norma”.

El presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, recuerda que pese a las dificultades con el traslado de los trabajadores, la prioridad del sector agrario en este momento es hacer frente a la pandemia, por lo que los agricultores y ganaderos no sólo no han parado desde que comenzó la crisis sanitaria, sino que además están colaborando con sus tractores y sus maquinarias en la desinfección de nuestros pueblos.

“El sector es consciente de que constituye un elemento estratégico y primordial para el abastecimiento de alimentos y materias primas a la sociedad, por lo que hace lo posible por mantener la actividad, lo que conlleva un enorme sacrificio por parte de empresarios y trabajadores, algo que Asaja-Sevilla quiere poner en valor”, subraya.

Asaja-Sevilla destaca el sacrificio de los empresarios y trabajadores del campo

La organización agraria destaca “la importante labor que realizan otros profesionales que participan en la cadena alimentaria y sin cuyo trabajo no sería posible mantener el suministro de productos de primera necesidad. Transportistas, trabajadores de los mercas, veterinarios, mataderos, talleres, empresas de suministros… merecen todo el respeto y el aprecio de la sociedad y recuerda al Gobierno y a las fuerzas del orden que todos estos colectivos son hoy día prioritarios”.

Efectivamente, la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha expuesto a los representantes de Asaja, COAG, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias y la industria agroalimentaria la posibilidad de “utilizar los autobuses de transporte escolar para trasladar a los agricultores mientras se prolonga esta situación excepcional”. En todo momento, “se respetarían las normas de transporte y seguridad establecidas tras la declaración del estado de alerta para el transporte público”, añade.

En esta iniciativa participarían también las Consejerías de Educación y Deporte y la de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, pues la misma conllevaría el diseño de una red de vías y puntos de parada para dar servicio a las principales zonas agrarias de Andalucía.

En la actualidad, las provincias de Almería y Huelva son las más afectadas por el tipo de cosechas, frutas y hortalizas, y el periodo del año. El servicio se ofrecería a todas las comarcas andaluzas que estén en plena producción y lo necesiten.

También el tránsito por las fronteras es una cuestión clave para el sector y la Comisión Europea acaba de publicar nuevos consejos prácticos para aplicar sus directrices con la finalidad de mantener el transporte en movimiento por la Unión Europea durante la pandemia actual.

Para garantizar que las cadenas de suministro de la UE sigan funcionando, se pide a los Estados miembros que designen inmediatamente como «carriles verdes» todos los pasos fronterizos internos pertinentes de la red transeuropea de transporte (RTE-T).

Indica que los “carriles verdes” deben estar abiertos para todos los vehículos de mercancías, independientemente de los productos que transporten. El paso de la frontera, incluidos los controles y la inspección sanitaria, no debe llevar más de 15 minutos.

Impacto en Europa

La CE considera que la pandemia del coronavirus tiene un grave impacto perturbador en el transporte y la movilidad europeos. “En Europa -dice- la cadena de suministro se mantiene gracias a una amplia red de servicios de transporte de mercancías que incluye todos los modos de transporte.

Para que el mercado interior de la UE funcione y pueda responder con eficacia a la actual crisis de salud pública es de vital importancia que el tránsito de mercancías por tierra, aire y vías navegables se mantenga de manera continuada y sin interrupciones”.

Asaja Córdoba pide que se retrase el IRPF por la complicación que tiene en el sector

Por su lado, Asaja Córdoba reclama al Ministerio de Hacienda que reconsidere el mantenimiento del plazo de presentación de declaraciones en el periodo habitual y adaptarlo al momento excepcional que vive el país por la pandemia del Covid-19.

Para la organización profesional agraria, el periodo de presentación debería ampliarse “al menos en la misma medida que se prolongue el estado de Alarma decretado por el Gobierno”.

Considera que el argumento ofrecido por la administración tributaria de que casi el 88% de las declaraciones se presentan por internet puede inducir a engaño. “En el caso de los agricultores y ganaderos, como en el de otros muchos autónomos, la declaración es muy compleja y se tramita con el apoyo de servicios de asesoría fiscal, como los que ofrecen las organizaciones profesionales agrarias”.

Revisión de los módulos

Además, Asaja Córdoba recuerda que el Ministerio de Hacienda tiene pendiente la publicación de la normativa específica que modificará en parte los módulos que se aplican al sector, a causa de las adversidades climáticas de 2019, por lo que advierte que “sin conocer estas modificaciones, es igualmente imposible comenzar a tramitar declaraciones”.

Asaja Córdoba ha enviado un camión de naranjas para el consumo del personal y sanitarios del hospital que se ha instalado en Ifema, en Madrid, para atender a los afectados por el coronavirus. La iniciativa ha contado con el apoyo unánime de todas las empresas del sector de cítricos del Valle del Guadalquivir que están asociadas en Palmanaranja.

Y en cuanto los productos más afectados por la situación encabezan la lista los frutos rojos de Huelva por la insuficiente disponibilidad de mano de obra como consecuencia de las restricciones sobre la movilidad de los trabajadores, que les impide acceder a las explotaciones, muy intensivas trabajadores para la recolección. Le siguen la flor cortada, el espárrago verde y el ovino-caprino, que tras el cierre de los establecimientos de restauración, han visto descender sus ventas hasta en un 95%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios