Laferia de abril 2010 · análisis

El Juli toma el bastón de mando

  • El diestro madrileño, que abrió la Puerta del Príncipe, cuajó una actuación histórica · Manzanares, con la vergüenza de un torero artista, le dio réplica · Morante plasmó retazos de torería y dictó lección lidiadora

Julián López El Juli se alzó como triunfador la una Feria de Abril 2010 con escasos aldabonazos, pero que fueron éxitos extraordinarios. El Juli escribió el 16 de abril en el albero de la Maestranza una de las páginas más hermosas de la reciente tauromaquia en la corrida de El Ventorrillo, en la que cortó tres orejas y abrió la Puerta del Príncipe. Fue un volcán de auténtico toreo bajo la lluvia. En su segunda y última tarde volvió a estar pletórico, con maestría y madurez en plena juventud, desorejó a un buen toro de Torrealta, tras una faena soberbia y medida.

José María Manzanares consiguió un trofeo el Domingo de Resurrección. No alcanzó la Puerta del Príncipe en la corrida de El Pilar, por el fallo con la espada. Y en su tercera tarde, con la vergüenza de un artista que desborda valor, cortó una oreja a cada uno de sus toros de Torrealta, dando réplica a El Juli, con una segunda faena importantísima, de las que marcan la talla de un torero, ante un manso peligroso al que se impuso con la verdad por delante.

Morante plasmó retazos de su bella torería en el Domingo de Resurrección, con un toreo hondo a la verónica y una faena muy expresiva, cortando la primera oreja del ciclo. No pudo hacer nada en la mansada de Gavira. Y ofreció una importante dimensión como lidiador con un sobrero, peligroso, de Javier Molina.

Tras los éxitos de El Juli, Manzanares y Morante, nos encontramos con tres diestros que eran pilares de la Feria y que fracasaron: Perera, El Cid, Luque. Perera, silenciado el Domingo de Resurrección, sin lote en su segunda tarde, no dijo nada. En el cierre en su mano a mano con Luque desperdició un gran toro de Fuente Ymbro. El Cid, desconfiado en su primera cita, sin rumbo en la segunda, fue arropado por el público en la tercera, dando una vuelta al ruedo en su tercera participación, en la que se entregó y con un buen toro intentó conseguir el sitio perdido. A Luque le vino grande tanta responsabilidad. No logró nada positivo en primera tarde, pasó de puntillas en la segunda y en el mano a mano con Perera no cubrió expectativas.

Sebastián Castella, el triunfador de la temporada española 2009, quedó inédito en su primer compromiso y cortó una oreja a un buen toro en su otra tarde, sin que diera una imagen de máxima figura. Otra figura que no dio buena imagen fue Ponce. Y Talavante, únicamente dibujó algunos naturales estimables en su segunda tarde. Cayetano tuvo un debut como matador en la Maestranza que no pasó de discreto.

En el grupo de toreros menos conocidos destacaron Oliva Soto, Miguel Tendero, Rubén Pinar, Diego Urdiales. Oliva, quien cortó una oreja y, posiblemente perdió otras dos y la Puerta del Príncipe al fallar con la espada. Tendero, que dio una buena imagen, aunque perdió un trofeo al fallar con la espada. Pinar tampoco consiguió premio, debido a que erró con el verduguillo. Urdiales dio una vuelta tras una faena meritoria. A El Fundi, Padilla y Rafaelillo se les agradeció su esfuerzo con la de Miura; destacando el último.

Dentro de los momentos más emotivos, cabe destacar queAntonio Barrera toreó con su padre de cuerpo presente y se las vio con un lote difícil.

Salvador Vega logró los mejores momentos a la verónica en la mansada de La Dehesilla y Serafín Matín e Iván Fandiño se entregaron sin opciones en una pésima corrida de Palha. Ferrera cosechó palmas y destacó en banderillas. Bolívar y Salvador Cortés y Salvador Cortés pasaron el trámite sin brillo. Dos toreros que se esperaba que dieran el paso definitivo y no lo hicieron fueron César Jiménez, que sólo se lució en algunos pasajes de muleta, y Matías Tejela, porfión. Curro Díaz dejó algunos apuntes de su pinturería, pero debió aprovechar a su primer toro.

Los mediáticos El Cordobés y Rivera, junto a El Fandi, no dejaron huella. Y Aparicio, con el mejor lote de la corrida de Jandilla, fracasó.

La peor parte se la llevaron Miguel Ángel Delgado y Arturo Macías. Delgado sufrió una cornada de 15 centímetros en el muslo derecho. Y Macías, otra de 20 centímetros en el muslo derecho. Ambos pagaron con sangre su presentación como matadores en la Maestranza.

En la única novillada del abono dentro del ciclo continuado, Luis Miguel Casares, Cristian Escribano y Esaú Fernández no estuvieron a la altura de un interesante encierro de Espartaco, con dos novillos ovacionados; siendo el cuarto de nota.

En cuanto al rejoneo, Diego Ventura abrió de nuevo la Puerta del Príncipe tras cortar cuatro orejas en una actuación sólida y espectacular. Hermoso, ante el peor lote, sin trofeos, deleitó con una gran lidia. Y de Bohórquez destacó su temple. En la matinal, Leonardo Hernández cortó dos orejas y ascendió otro peldaño.

En el aspecto ganadero, El Pilar ocupa el cuadro de honor, renovando el éxito que ya obtuvo el año pasado, con una gran corrida, en la que lidió tres toros de nota, los tres últimos. El Ventorrillo lidió dos toros para el triunfo grande. Fuente Ymbro puso en liza uno, el tercero, que embistió con una gran transmisión, repitiendo y humillando extraordinariamente. De Miura, en el tipo, destacó el cuarto.

Del encierro de Conde de la Maza, desigual, destacó el quinto en la muleta, fundamentalmente por el pitón derecho. Alcurrucén, bien presentada, dio un juego desigual. El Torreón envió un corrida sin poder.

Torrealta, Puerto de San Lorenzo y Torrestrella, fueron corridas muy desiguales en trapío y juego.

Y defraudaron Palha, con una pésima corrida, incluso con excesivas deficiencias en presentación. Falló Daniel Ruiz, debutante el Domingo de Resurrección. Jandilla, en conjunto mal presentada y descastada, dio un juego desigual.

Compitieron en mansedumbre La Dehesilla y Gavira. Y por último, quien más defraudó fue Victorino Martín, quien volvió a cosechar un fracaso estrepitoso, con una corrida, en conjunto, descastada y mal presentada.

Bohórquez, desigual, y Murube, baja en casta, fueron los dos hierros que se lidiaron en rejones.

En cuanto a la brega brillaron Mariano de la Viña, Curro Javier y El Boni; entre otros; y en banderillas, Luis Mariscal, Curro Javier, Joselito Gutiérrez, Pedro Mariscal, Curro Molina, Juan José Trujillo, Manolo Montoliú, Paco Peña. Como picadores destacaron, entre otros, Benito Quinta, Alventus, Agustín Moreno y Chocolate.

La Feria de Abril 2010 ha deparado éxitos extraordinarios, comenzando por la actuación histórica de Julián López 'El Juli', quien se ha hecho con el bastón de mando en la plaza de toros de Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios