Toros

Brillante cierre en La Puebla con un festejo mixto de promoción

  • Emiliano Ortega, Joselito Sánchez y José Manuel Fernández salen a hombros

Emiliano Ortega, Joselito Sánchez y José Manuel Fernández, a hombros. Emiliano Ortega, Joselito Sánchez y José Manuel Fernández, a hombros.

Emiliano Ortega, Joselito Sánchez y José Manuel Fernández, a hombros. / F. J. García-Baquero

La Puebla del Río, tarde de lluvia intermitente en la plaza portátil instalada al efecto por quinto año tras los encierros matinales. Novillada sin caballos mixta con un llenazo de No hay billetes desde hace tres días en la plaza de toros y un pueblo absolutamente revolucionado. Bandas de música, desfiles militares, chupinazo, gran paella popular y todo en pro de un concepto de la fiesta que ha reinventado José Antonio Morante de la Puebla.

Excelentes erales de Hijos de Dolores Rufino, todos aplaudidos en el arrastre. Se cambió el orden de lidia del tercero de la tarde por el cuarto.

En el sexto actuaron con una magnífica pega los forçados portugueses capitaneados por Joao Braga.

Jaime González, de Écija, mostró ganas y actitud durante toda su actuación, Las prisas lógicas del principiante ante un novillo noble, bravo y con duración (oreja).Diego Vázquez, de Hinojos, mostró su buen concepto y mejora en una labor desigual ante un novillo con disparo (oreja).

Lolillo Soto, de Camas, a pesar de las exigencias del novillo mostró su valor. Una izquierda interesante a seguir en el futuro. Bien con el descabello (oreja).

El mexicano Emiliano Ortega, con oficio, gustó al respetable. El buen novillo le permitió torear a placer y demostrar sus muy buenas maneras tanto con capote como con muleta (dos orejas).

Joselito Sánchez, de Morón, desplegó un toreo serio y tranquilo, con margen de mejora sobre la base del valor, es importante la virtud de saber pensar delante de la cara del eral. Entendió bien al encastado y bravo novillo (dos orejas).

Cerró plaza el rejoneador José Manuel Fernández, de Mairena del Aljarafe, que entusiasmó al público buscando siempre la conexión conlos tendidos, siendo eficaz en la colocación y entrando en las suertes por derecho (dos orejas y rabo).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios