Tribunales

La juez cuestiona la “objetividad” y “profesionalidad” de la interventora de San Roque en relación a Ruiz Boix

  • La titular del Juzgado nº1 subraya la implicación de Rosa Pérez en varias de las denuncias judiciales presentadas por la oposición municipal contra el alcalde, quince de las cuales han sido archivadas

Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, en su despacho durante la pandemia. Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, en su despacho durante la pandemia.

Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, en su despacho durante la pandemia. / E. S. (San Roque)

La titular del Juzgado de primera Instancia e Instrucción de San Roque ha puesto en duda la “objetividad” de la interventora del Ayuntamiento de San Roque, María Rosa Pérez Ruiz, como parte implicada en buena parte del rosario de denuncias que los partidos de la oposición municipal han presentado contra el alcalde de la localidad, el socialista Juan Carlos Ruiz Boix, por decisiones adoptadas en el ejercicio de su cargo.

En un contundente auto, desvelado este lunes por el alcalde en las redes sociales y en el que se declara el sobreseimiento de una nueva denuncia contra el regidor -la número 15-, la juez Sonia María García lamenta el papel jugado por la interventora y su “falta de profesionalidad”, evidenciada en este caso y en otras denuncias anteriores, como consecuencia, según la jueza, de la pertenencia al PP del esposo de la funcionaria.

La juez relata en el auto que, en su declaración ante el juzgado, María Rosa Pérez admitió que el día anterior y durante la celebración de un pleno municipal en el que se debatían otros asuntos, afirmó, en alusión a Ruiz Boix: “Déjalo, déjalo… que mañana verá”. Estas expresiones son interpretadas por la juez como indicativo de la débil "objetividad" del testimonio de Pérez.

En el auto, fechado el 10 de marzo pasado pero desvelado ahora, la juez indica: “No podemos más que lamentar la actuación de la interventora, Dña. María Rosa Pérez Ruiz, que reconoció en su declaración que el día antes a que se produjera esta, en un pleno municipal había manifestado verbalmente dirigiéndose al alcalde “DEJALO, DEJALO… QUE MAÑANA VERÁ” y que fue oída por los presentes en el citado pleno (en relación a la declaración que iba a prestar en calidad de testigo ante este juzgado, extremo que indica falta de profesionalidad, además de que su marido pertenece al partido contrario al del gobierno municipal, que junto al número de denuncias contra el alcalde en los que la citada testigo se vio implicada, por hechos similares, comprometen su testimonio y objetividad”.

Doble rasero

En su perfil de Facebook, Ruiz Boix se queja del doble rasero que la interventora municipal, en el puesto desde 2006, viene aplicando a las decisiones de su equipo de gobierno en comparación con las del anterior, del PP.

En referencia al auto de la juez, señala: “Después de leerlo, varias veces, por fin comprendí la situación que vivo de forma individual y que pocos comprendían o conocían por mucho que me esforzara en explicarlo”. “Yo llevo en política desde 2003”, añade el alcalde, “y, por tanto, ya sumo unos cuantos trienios y conocía ejemplos del Gobierno del PP anterior a mi llegada, que tuvo situaciones no solo parecidas sino idénticas con algunos de mis reiterados reparos”.

“Conocía este alcalde la plena dedicación de una empleada de una de las empresas municipales, anteriormente ex concejal del PP”, afirma Ruiz Boix, “que dirigió-cooperó los Recursos Humanos del Ayuntamiento de San Roque durante 3 años y en ninguno de los 36 informes de cada mes de nómina apareció nunca un reparo por este motivo de dedicación a cuestiones municipales, y más en este caso que son funciones reservadas a funcionarios. Pues ni una sola vez. Ni un renglón nunca jamás. No la vería nunca. Y eso que compartían planta en el mismo edificio. Como este caso, yo sí he recibido más de 60 reparos”.

Otro ejemplo citado por el alcalde se remonta a 2011, cuando era concejal y que afecta a un antiguo responsable popular sanroqueño, cuyo nombre no revela: “Un dirigente del PP, también funcionario, fue nombrado sin procedimiento ni concurrencia alguna Jefe de Área, con su correspondiente suplemento económico o plus de responsabilidad. Por decreto. Sin consignación presupuestaria. Y nada. No apareció ningún renglón en los informes de reparo bajo la Alcaldía del PP. Ni una sola vez. Yo sí llevo más de 100 reparos sobre este tema”.

Ruiz Boix concluye su reflexión: “Y así podría seguir poniendo más y más ejemplos. Pero no les voy a cansar más. Nunca lo entendí. Nunca lo comprendí. No sabía por qué. Intuía. Pensaba. Meditaba. Imaginaba. Sospechaba. Suponía. Presumía. Proyectaba por qué me ocurría a mí”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios