Memorias Ambientales 2019

Cepsa sigue trabajando para poner en marcha el proyecto Detal en 2020

  • La compañía invierte 76 millones en mejoras medioambientales para la refinería y la planta química durante el pasado año

  • Las emisiones de dióxido de azufre de la refinería Gibraltar-San Roque marcan un mínimo histórico

Obras en la planta química de Puente Mayorga de Cepsa Obras en la planta química de Puente Mayorga de Cepsa

Obras en la planta química de Puente Mayorga de Cepsa

La compañía Cepsa mantiene el trabajo para la puesta en marcha de la tecnología Detal en la planta química de Puente Mayorga, en San Roque a lo largo de este año 2020 pese a la crisis sanitaria global generada por la pandemia del coronavirus.

Se trata de la principal inversión medioambiental que la empresa tiene en ejecución en estos momentos en el Campo de Gibraltar, con 60,4 millones de euros invertidos durante el pasado año de los casi 100 millones en los que se valora la nueva tecnología, según ha anunciado este martes la compañía en la presentación de las declaraciones ambientales de 2019

La tecnología Detal que se está implantando en la planta de San Roque permitirá aumentar en un 25% la producción, pasando de 200.000 a 250.000 toneladas de alquilbenceno lineal (LAB), el producto base para los detergentes. Y lo hará con menos consumo de materias primas, agua y electricidad, generará menos residuos y disminuirá riesgos al sustituir el ácido por un producto nada corrosivo. 

Con su puesta en marcha, según Cepsa, la generación de residuos en la planta química de Puente Mayorga caerá hasta un 60%. El proyecto opta a los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa-Sección Española que se fallarán en septiembre.   

76 millones invertidos en 2019

En total, a lo largo de 2019 Cepsa ha invertido 76 millones de euros en proyectos y mejoras relacionados con el medio ambiente, según se desprende de las dos declaraciones ambientales presentadas este martes. Esta cifra supone casi el doble que en 2018 (42 millones de euros) mientras que en los tres últimos años (2017-2019) la inversión ambiental ha ascendido a 134 millones.

Los directores de la refinería Gibraltar-San Roque, Miguel Pérez de la Blanca, y de la planta química de Puente Mayorga, Jesús Ivars, han expuesto las líneas maestras del desempeño ambiental de la petroquímica el pasado ejercicio. También han intervenido Jesús Mota y Amando Herrero, responsables de los departamentos ambientales de las dos factorías que forman el site de Cepsa en la localidad sanroqueña. Tanto Pérez de la Blanca como Ivars han resaltado la importancia de presentar con detalle estos datos dentro de un continuo ejercicio de transparencia

Así, además de los 60,4 millones de euros destinados en el proyecto Detal, que Amando Herrero ha definido como un "ejemplo de sostenibilidad de la empresa" la compañía ha ejecutado durante el pasado año una decena de iniciativas tanto en la refinería como en la planta química.

En la refinería Gibraltar-San Roque se han invertido en total 11,1 millones de euros, con proyectos para la reducción de emisiones de dióxido de azufre (1,49 millones el año pasado), el cambio a gas de un horno con 1,9 millones o mejoras en el tren de intercambio de crudo por 2,7 millones. Estas tres obras forman parte de un plan plurianual de inversiones y su ejecución se desarrolla en varias anualidades, según ha detallado Jesús Mota. En Puente Mayorga, el proyecto Detal copa la mayoría del resto de las inversiones, complementadas con otros 5,1 millones en otras iniciativas.

Emisiones a la baja

En la refinería Gibraltar-San Roque, las concentraciones medias anuales ponderadas del efecto fueron inferiores a los límites que fija la Autorización Ambiental Integrada (AAI). Según Cepsa, fueron un 55% inferior en SO2 (dióxido de azufre) y un 24% en NOx (óxidos de nitrógeno).

Las emisiones totales de dióxido de azufre, con 2.270 toneladas en 2019, han marcado un mínimo histórico. Algo que la empresa ha vinculado a la mejora de la calidad de los combustibles empleados. En cuanto a partículas, las emisiones han sido de 232 toneladas y en el caso de las emisiones de óxidos de nitrógeno han sido de 1.661 toneladas.

En la planta química Puente Mayorga, al utilizarse únicamente combustibles gaseosos en los procesos de producción, gas natural mayoritariamente, las emisiones de partículas y SO2 son mínimas, según Cepsa, por debajo de los límites de detección. Las emisiones de óxidos de nitrógeno, con 301 toneladas en 2019, se mantienen por debajo de los límites establecidos.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2), el principal agente causante del efecto invernadero, también se han mantenido prácticamente dentro de los límites. En 2013 se inició el tercer periodo de asignación (2013-2020) de derechos de emisión por el que las instalaciones de cogeneración han dejado de recibir derechos gratuitos. Las instalaciones de la refinería y de la planta química sí disponen de asignación de derechos gratuitos, aunque bajan cada año.

El balance total de emisiones del ejercicio 2019 de la refinería (sin tener en cuenta las unidades de cogeneración) ha sido de 28.536 toneladas de derechos de CO2por encima de la asignación, con 1.498.578 toneladas en total. La planta química de Puente Mayorga ha emitido 6.709 toneladas de derechos de CO2 por debajo de su asignación, con 280.857 toneladas.

En total, según Cepsa, por cada tonelada de crudo tratado en la refinería se generan 134,2 kilogramos de dióxido de carbono, algo menos que los 137,7 de 2018, en un parámetro que se mantiene a la baja desde 1990. En el caso de la planta química, los procesos se encuentran muy optimizados y el margen de reducción es menor, con 109 kilogramos de dióxido de carbono por cada tonelada de producción, en sintonía con los años anteriores.

Residuos

La generación total de residuos de la refinería fue de 21.655 toneladas en 2019, de las que 13.500 fueron considerados de productos peligrosos y 8.155 de residuos no peligrosos. Jesús Mota ha destacado que el objetivo para los próximos años pasa por aumentar las tasas de reciclaje y valorización con el fin de contribuir a la economía circular.

La planta química de Puente Mayorga generó 1.787 toneladas de residuos frente a las 2.697 de 2018. El proyecto Detal permitirá una reducción estimada al entorno de las 780 toneladas anuales, según Amando Herrero.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios