Proyecto de fondo de barril San Roque paraliza las obras de Cepsa por exceder los permisos otorgados

  • La compañía asegura que las actuaciones se desarrollan en suelos urbanos de su propiedad y que realizará "las modificaciones pertinentes en los permisos de obras"

  • Verdemar denuncia el arranque de "miles de acebuches y matorral mediterráneo"

Refinería de Cepsa-San Roque. Refinería de Cepsa-San Roque.

Refinería de Cepsa-San Roque. / E. S. (San Roque)

El Ayuntamiento de San Roque ha paralizado las obras que Cepsa desarrolla en la refinería de Puente Mayorga para la construcción de su proyecto de fondo de barril, con una inversión total de casi 1.000 millones de euros, debido a que la compañía ha llevado a cabo trabajos que exceden los permisos dados por el Consistorio.

Así lo ha desvelado el alcalde de la localidad, Juan Carlos Ruiz Boix, en una entrevista realizada en la televisión municipal sanroqueña, en la que ha sostenido que la empresa petroquímica “se está excediendo de los permisos concedidos en las licencias municipales de obra”.

El regidor indicó que el equipo de gobierno tenía noticias de que Cepsa estaba actuando al margen de dichas autorizaciones y que, como consecuencia, dio orden de inspeccionar las obras. Los técnicos, subrayó, “han confirmado que pudieran estar excediéndose, por parte de Cepsa, esos permisos”.

El alcalde dijo sentirse en una situación de “entre dos aguas”, entre el impulso a las más importante inversión que se realiza en el Campo de Gibraltar con la creación de centenares de puestos de trabajo y la defensa del medio ambiente.

Suelo urbano

Un portavoz de Cepsa ha confirmado a Europa Sur la paralización de las obras como "consecuencia de la orden contenida en el decreto del Ayuntamiento de San Roque". "Las obras afectan a parcelas propiedad de Cepsa en terrenos de la refinería que constituyen suelo urbano, ha subrayado.

"Cepsa había comenzado los trabajos de preparación de los terrenos, siguiendo las directrices del Plan Especial y de Seguridad Industrial (PEYSI) aprobado por el Ayuntamiento de San Roque que requerían, como paso previo a las obras de urbanización de los terrenos. Durante la realización de dichos trabajos fue necesario por motivos de seguridad ampliar las actuaciones inicialmente previstas", ha añadido el citado portavoz.

La compañía asegura estar "en contacto permanente con el Ayuntamiento de San Roque para resolver estas aclaraciones técnicas, realizar las modificaciones pertinentes en los permisos de obras, mantener los más altos estándares de seguridad industrial y poder terminar esos trabajos previos al proyecto fondo de barril". 

Este último está llamado a sacar el máximo rendimiento y eficiencia al petróleo que se refina en Puente Mayorga, aprovechando todos sus elementos. Para la compañía, supone "modernizar la refinería de San Roque, con una inversión de 935 millones, mejorando su huella medioambiental y hacerla competitiva en el entorno futuro del refino a nivel europeo". "Este proyecto", ha concluido el portavoz, "es la principal inversión de Cepsa en el Campo de Gibraltar y pieza clave para todos los proyectos de inversión futuros".

Verdemar y la Asamblea Ecofeminista de San Roque han convocado una marcha el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, que arrancará a las 18:00 desde el Parque de La Vida, en San Roque, hasta el lugar donde se desarrollan las obras para denunciar “el ecocidio, la ilegalidad urbanística, la profanación de tumbas y la expoliación del patrimonio cultural que ha cometido Cepsa al ampliar 35 hectáreas su área de influencia”, según aseguró el colectivo ecologista en un comunicado.

Denuncia ante la Fiscalía

El pasado mes de agosto, la asociación ecologista emitió un comunicado de prensa en el que afirmaba que la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo había abierto un expediente gubernativo por la denuncia interpuesta por Verdemar-Ecologistas en Acción como consecuencia de movimientos de tierra (el desmonte de más de 3.000 acebuches y otras especies) para ejecutar el proyecto fondo de barril en la refinería de Cepsa en San Roque.

Los ecologistas señalan que se ha movido a cielo abierto más de 200.000 metros cúbicos de áridos y se han arrancado miles de acebuches y matorral mediterráneo, “incumpliendo la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental”. El colectivo indicaba que el Ayuntamiento de San Roque había obviado sus denuncias desde meses atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios