Inversión del fondo de barril La refinería de Cepsa en San Roque quiere ser “la última que cierre en Europa”

  • El director de refino de la compañía, Antonio Joyanes, defiende la innovación para garantizar el futuro de las plantas

La refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa. La refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa.

La refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa.

Comentarios 3

La compañía Cepsa defendió este martes la inversión de 1.000 millones de euros en la refinería Gibraltar-San Roque para garantizar su continuidad y que sea “la última refinería que cierre en Europa”, según enfatizó el director de refino de la compañía, Antonio Joyanes.

Esta inversión para el proyecto denominado como fondo de barril en la refinería de San Roque permitirá procesar las partes más pesadas del crudo, que ahora se destinan a alquitranes y productos contaminantes, para fabricar combustibles de más valor añadido.

En su opinión, esta inversión, junto a las ejecutadas en los últimos años para reducir los elementos contaminantes de los productos de esta planta, que han sumado otros 1.000 millones de euros, evidencian el “optimismo” de la empresa en el futuro que aún tienen los combustibles fósiles. Joyanes intervino en la primera Cumbre Nacional de la Ingeniería y la Empresa, que la Asociación Superior de Ingeniería de Andalucía (Asián) organiza en Sevilla, opinó que la transición hacia una economía descarbonizada no va a ser tan rápida como se prevé. “De aquí al 2030, los productos petrolíferos van a desempeñar un papel muy importante en el mix energético, porque aún no estamos preparados para aplicar la transición energética”, agregó.

Respecto a innovaciones como el vehículo eléctrico, subrayó que su mayor crecimiento el año pasado se registró en China, pese a lo cual sólo representó el 2,6% de las ventas, mientras que en España no alcanza el 1%.

“Los automóviles serán cada vez más eficientes y habrá más vehículos híbridos, pero no habrá tantos eléctricos como se piensa”, destacó el directivo, quien admitió que cada vez se consumirán menos productos petrolíferos y que España carece de estos recursos naturales, por lo que resaltó que el futuro de las refinerías depende casi en exclusiva de mejorar su eficiencia y de apostar por la innovación. “Es nuestra garantía de éxito. No hay otra salida para sobrevivir”, dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios