San Roque

Cepsa replantará más de 1.500 acebuches tras las obras del fondo de barril en San Roque

  • La compañía conserva en un vivero 1.576 ejemplares sacados de los terrenos en las obras de urbanización

  • Tramita la Autorización Ambiental Integrada para iniciar la construcción de la nueva planta

Vista general de la refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa, en San Roque. Vista general de la refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa, en San Roque.

Vista general de la refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa, en San Roque.

La compañía Cepsa repoblará los montes de San Roque con más de un millar y medio de ejemplares de acebuche que se conservan vivos tras ser sacados de los terrenos en los que se ejecutan las obras de urbanización previas al proyecto de fondo de barril, en el entorno de la refinería Gibraltar-San Roque en Puente Mayorga

Durante los movimientos de tierra en las parcelas, la compañía extrajo los árboles con el objetivo de preservar vivos el máximo número posible, según explicaron desde Cepsa, conforme a las autorizaciones pertinentes. Un total de 1.576 acebuches se encuentran custodiados en un vivero a la espera de ser replantados cuando concluyan las obras del fondo de barril. Estos ejemplares se reubicarán donde se indique por parte de las autoridades, bien en el entorno de la refinería o en otros enclaves. 

Los ecologistas aseguraron el pasado agosto que se habían movido más de 200.000 metros cúbicos de áridos y arrancado miles de acebuches. Algunos ejemplares, según Cepsa, tuvieron que ser talados por su mal estado de conservación fitosanitario. En ese caso, el plan de compensación previsto por la compañía contempla la repoblación de cada ejemplar talado por 1,3 árboles. Así, por cada diez árboles talados se plantarán trece. 

El terreno donde se están desarrollando los trabajos preparatorios para la futura construcción del fondo de barril, que cuenta con los permisos del Ayuntamiento de San Roque, están calificados como suelo industrial. No es suelo rural, ni protegido.

Además, puntualizaron desde la compañía en respuesta a los ecologistas, los trabajos actuales de adecuación de la parcela tienen la autorización de la Junta de Andalucía (Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico) y están "bajo la supervisión constante y científica de un equipo de expertos arqueólogos y antropólogos".

Cepsa invierte en el fondo de barril casi 1.000 millones de euros con un proyecto destinado a obtener el máximo aprovechamiento del crudo. Esta inversión permitirá procesar las partes más pesadas del crudo, que ahora se destinan a combustibles pesados, para fabricar otros de más valor añadido, con un menor contenido de azufre. La refinería de San Roque se adaptará así a las nuevas necesidades del mercado, en el que cada vez se consumen menos productos pesados (actualmente, estos fueles pesados suponen el 20% de la producción de la instalación). Según los datos aportados por Cepsa, durante la fase de construcción se crearán 2.000 empleos y 355 se mantendrán durante la fase de explotación.

Autorización Ambiental Integrada

La petrolera Cepsa aclara que la empresa mantiene abiertos los trámites para la obtención de todos los permisos ambientales necesarios del fondo de barril. En estos momentos, según Cepsa, no se están construyendo las futuras unidades, sino que las tareas en el entorno, que cuentan con sus correspondientes autorizaciones, se enmarcan en los trabajos de replanteo y urbanización

En paralelo, Cepsa continúa con la tramitación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la futura unidad, cuya concesión depende de la Junta de Andalucía. Según la compañía, este proceso se encuentra a expensas de trámites ante la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, y el Ministerio para la Transición Ecológica

La construcción del fondo de barril en sí comenzará "en cuanto estén los permisos", en función de los trámites administrativos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios