San Roque

El Ayuntamiento de San Roque recuerda a los vecinos de El Albarracín que sus viviendas son ilegales

  • “Poco podemos hacer al respecto. Tenemos una previsión a futuro para declarar ese suelo como urbanizable, pero solo eso, a futuro", apunta el gobierno local

  • Los vecinos se concentran ante el consistorio para pedir la regularización de los 600 inmuebles construidos en suelo rústico

Los vecinos de El Albarracín, concentrados frente al Ayuntamiento de San Roque Los vecinos de El Albarracín, concentrados frente al Ayuntamiento de San Roque

Los vecinos de El Albarracín, concentrados frente al Ayuntamiento de San Roque / E.S.

Los vecinos de la barriada de El Albarracín, en San Roque, se han concentrado este viernes en la puerta del Ayuntamiento de San Roque para pedir una solución para la situación irregular en la que se encuentran sus viviendas

El Albarracín es una zona residencial situada al norte del núcleo urbano de San Roque, en la que los distintos propietarios de las parcelas empezaron a construir en suelo rústico hace ya unas tres décadas. A día de hoy, muchas de esas construcciones sirven de segunda vivienda, pero una gran parte de las familias que poseen allí una casa residen de forma habitual.

Un portavoz del Ayuntamiento ha señalado a Europa Sur que esta barriada de unas 600 construcciones ilegales tiene una "solución difícil" y aclara que las denuncias provienen del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona), dependiente de la Guardia Civil.

“El Ayuntamiento de San Roque poco puede hacer al respecto. Tenemos una previsión a futuro para declarar ese suelo como urbanizable, pero solo eso, a futuro. No hay ninguna previsión ni ninguna expectativa que autorice a nadie a construir algo que no puede hacer”, indica el citado portavoz.

Desde el Ayuntamiento, se añade que en El Albarracín se ha construido "sin respetar los viales, los anchos de las calles, los acerados y no se han cedido al Ayuntamiento los suelos que se denominan aprovechamientos medios que la ley exige para que se puedan construir servicios básicos como colegios, guarderías o centros de salud. Nadie allí ha pensado en eso".

"Como es suelo no urbanizable", añade el citado portavoz municipal, "conviven personas y animales: en el momento que sea urbanizable, allí no puede haber ni caballos, ni yeguas, ni gallinas… Y también hay un problema de salud. Lo que abunda son fosas sépticas, el que la tiene, porque hay quienes tienen un pozo negro en una esquina de la parcela con filtraciones que pueden contaminar los acuíferos”.

Normalización de la situación

El problema, que viene de muy atrás, es que los vecinos están siendo denunciados por vía penal por esas construcciones. Según explica uno de los portavoces de los vecinos de El Albarracín, Juan Luis Umbría, tras la última modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), lo que estuviese construido hasta ese momento podía ser asimilado como fuera de ordenación, pero a muchos vecinos les pilló con obras a medio terminar. Todas esas construcciones que se hicieron después son totalmente irregulares. Según este portavoz, son unas 150 familias las que se encuentran en esta situación. 

Umbría argumenta que el Ayuntamiento les prometió que tomaría cartas en el asunto para ayudar a resolver la situación de esas construcciones, pero todavía sigue siendo la misma. A día de hoy, se han resuelto ya seis casos por vía penal por construcciones irregulares. Cinco de ellos han sido recurridos y solo uno de ellos ha aceptado su conformidad con la pena, que asciende a un año de prisión y le obliga a derruir una buhardilla para dejar la construcción tal y como estaba anteriormente.

Los vecinos de El Albarracín insisten en solicitar una reunión con el regidor sanroqueño, el socialista Juan Carlos Ruiz Boix, pero no han encontrado respuesta, por lo que han decidido manifestarse. "El Albarracín no es un problema de hoy ni de ayer. Es de hace treinta años", sentencia Umbría. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios