Provincia

La huelga del Metal de mañana rompe la acción sindicalen la Bahía de Cádiz

  • La convocatoria de paro es considerada un "hito" por la Coordinadora, Podemos y los sindicatos minoritarios frente a la patronal, CCOO y UGT, que la ven "ilegal"

Imagen de archivo de una protesta realizada tiempo atrás en defensa del convenio del Metal, en aquella ocasión con el apoyo de CCOO. Imagen de archivo de una protesta realizada tiempo atrás en defensa del convenio del Metal, en aquella ocasión con el apoyo de CCOO.

Imagen de archivo de una protesta realizada tiempo atrás en defensa del convenio del Metal, en aquella ocasión con el apoyo de CCOO. / julio gonzález

El sector del Metal en la Bahía de Cádiz está llamado mañana a una huelga general de 24 horas y posterior manifestación en Puerto Real convocada por tres sindicatos minoritarios: CGT, Autonomía Obrera (AO) y Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). Los tres dan cobertura a los verdaderos ideólogos de esta protesta, la Coordinadora de Profesionales del Metal (CPM) entidad que, a su vez, cuenta con el respaldo unánime de Podemos. Al otro lado del ring, con una posición totalmente contraria, la patronal, la Federación de Empresas del Metal de Cádiz (Femca) y, de manera determinante, los sindicatos mayoritarios: CCOO y UGT. En medio, la Delegación Territorial de Empleo de la Junta de Andalucía.

En esta situación de clara división e, incluso, enfrentamiento, se encuentra un sector que, de la mano de las entidades convocantes de la huelga, quiere llamar la atención sobre lo que consideran continuos incumplimientos del convenio colectivo del Metal. Con la protesta de mañana, quieren decir "basta ya" a una situación de "precariedad laboral" en la que, a su juicio, se encuentran las empresas del Metal en la Bahía y que trae consigo consecuencias como el trágico accidente que acabó con la vida de dos trabajadores hace varias semanas en Puerto Real. Fue el detonante de todo.

Pero, además, en la convocatoria de huelga registrada el pasado viernes, los sindicatos incluyen como objeto de la movilización varios puntos más: "Cumplimiento de la jornada de ocho horas, con la prohibición de horas extraordinarias", "cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales", "bolsa de trabajo, controlada por los trabajadores, con acceso mediante criterios objetivos" y, por último, "contratación laboral directa por parte de las empresas principales".

Estos argumentos recibieron ayer el respaldo de Podemos. Concejales de esta formación en los ayuntamientos de Cádiz capital (Ana Fernández), Chiclana (Daniel Martín), San Fernando (Ernesto Díaz) y Puerto Real (Mayte Sánchez), ofrecieron su apoyo en una rueda de prensa conjunta en la que vinieron a decir que "no podemos tolerar que los trabajadores tengan que jugarse la vida cada vez que van a su puesto de trabajo; por eso apoyamos la huelga del Metal, porque tiene que acabar esta precariedad, porque creemos que tiene que haber una carga digna y estable y porque tienen que cumplir con el convenio colectivo". Para Podemos, unos 5.000 trabajadores están llamados a la huelga mañana. Esta cifra también choca con la patronal ya que, según Femca, sólo en la Bahía están bajo el convenio del Metal unos 10.000 empleados.

Los ediles de Podemos también aseguraron que este paro es un "hito" porque "a pesar del contexto de miedo y precariedad, los trabajadores se han organizado a través de la coordinadora y de distintos sindicatos para sacar adelante esta convocatoria".

Todos estos argumentos no le sirven ni a la patronal ni a los dos sindicatos mayoritarios. Para Femca, la huelga convocada para mañana es directamente "irregular e ilegal". Consideran los empresarios que "los sindicatos convocantes no tienen la representatividad suficiente para organizar una huelga en el sector del Metal". Además, explican que la normativa laboral "es clara al respecto y habilita exclusivamente para la convocatoria de este tipo de acontecimientos a las entidades sindicales que tienen un porcentaje de representación suficiente, que no es el caso de sindicatos convocantes." En este sentido, Femca advierte: "cualquier acto de las entidades firmantes de la convocatoria carece de toda legalidad". La representación empresarial añadió que se reserva incluso "la posibilidad de iniciar la vía judicial para depurar responsabilidades en el caso de que a las empresas se les impida funcionar el día 13".

Para la patronal, los objetivos que plantean los convocantes "en alguno de los casos son absurdos, en el sentido de que el convenio colectivo y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales son ya de obligado cumplimiento. Si estas entidades convocantes tienen conocimiento de que esto no se está respetando y no lo denuncian, se están convirtiendo en cómplices de una posible infracción". Por último, consideró "lamentable que continúen fomentando el mensaje de la siniestralidad laboral cuando, gracias al esfuerzo de los trabajadores y de los empresarios, la siniestralidad laboral está en cotas mínimas en el sector".

Desde CCOO, el mensaje ayer fue contundente. El responsable de la Federación de Industria en Cádiz, Jesús Serrano, explicó que "no apoyamos esta huelga porque es una irresponsabilidad; damos un paso atrás porque sabemos lo que supone una huelga ilegal, que pone a los trabajadores entre la espada y la pared". Recordó que el Metal "no es sólo astilleros, son muchas más actividades que van a afectar a la sociedad gaditana", e insistió en que "la huelga nunca puede ser el objetivo, es el instrumento". Sobre la situación de incumplimiento de convenio, CCOO insistió en que "si han comprobado que no se cumple, ¿por qué no lo han denunciado?". Por último, Serrano indicó que "nosotros no vamos a denunciar esta huelga, pero lo pueden hacer otros y los responsables serán los convocantes y los denunciantes".

Por parte de UGT, el responsable de Industria en Cádiz, Antonio Montoro, también dejó claro que este sindicato no apoyará la huelga. "Este tipo de cosas hay que hacerlas con cabeza, y no ir cada uno por un lado. En UGT tenemos la puerta abierta para hablar con ellos y coordinarnos y actuar con una sola voz, pero no de esta manera", dijo.

Por último, quiso pronunciarse la delegada territorial de Empleo de la Junta en Cádiz. Gema Pérez mostró su "pesar" porque "el último convenio colectivo firmado garantizaba la paz social durante tres años en el sector". Recordó que "no tenemos competencia para decidir si es o no una huelga ilegal, eso lo decidirá en su caso la justicia. De lo que sí disponemos es de un instrumento como el Sercla, que nos hubiera gustado que se usara antes de la convocatoria de huelga".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios