El Algeciras CF cosechó su primera victoria a domicilio de la temporada ante todo un Córdoba CF, un triunfo muy necesario para creer en la salvación y más necesario si cabe se hacía tras ver los resultados de la jornada, en la que ganaron todos los equipos que están en la lucha por evitar el descenso con nosotros.

Este partido tiene que marcar un punto de inflexión en el equipo, que tiene que ver que esta forma de competir, con mucha intensidad, buen trabajo defensivo de todo el equipo y aprovechando algunas de las ocasiones que se crean, puede dar sus frutos.

Toca terminar este Tourmalet en casa ante un San Fernando con un gran equipo, pero ya sabemos de lo que es capaz de hacer el Algeciras con los equipos punteros de la categoría.

Ahora es momento de poner toda la carne en el asador, tanto equipo como afición, para hacer del Nuevo Mirador una caldera y crear ese binomio equipo-afición que hace tardes mágicas y que todo lo puede.

Hay que ir partido a partido, como se suele decir en el argot futbolístico, pero qué bueno sería llegar a Talavera después de sacar siete puntos y afrontar estos partidos vitales para la permanencia con la moral por las nubes y con la creencia y el convencimiento que se va a lograr el objetivo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios