Ayer y hoy de la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar

Jesús Núñez

Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Algeciras

175 años de compromiso

Pareja de la Guardia Civil en el monte Adalides de Algeciras en 1868. Pareja de la Guardia Civil en el monte Adalides de Algeciras en 1868.

Pareja de la Guardia Civil en el monte Adalides de Algeciras en 1868. / Colección de Rafael Garófano

A mediados del Siglo XIX la inseguridad pública que padecía España constituía, junto al contrabando, uno de sus principales problemas de Estado. Muy deteriorada al finalizar la Guerra de la Independencia (1808-1814) se había agravado aún más al concluir la Primera Guerra Carlista (1833-1837).

El país carecía entonces de una institución policial, de carácter estatal y ámbito nacional, que desplegada territorialmente velara por el mantenimiento de la seguridad ciudadana.

Tras diversos cuerpos fracasados, frustrados e incluso abolidos, fue finalmente creado por real decreto de 13 de mayo de 1844, del Ministerio de la Guerra, lo que el insigne escritor Benito Pérez Galdós definió en 1900, dentro de sus Episodios Nacionales, como “un ser grande, eficaz y de robusta vida: la Guardia Civil”.

Su organizador, impulsor y primer inspector general fue el mariscal de campo y II Duque de Ahumada, Francisco Javier Girón Ezpeleta, que supo dotar a la nueva institución de un inmejorable código deontológico, “La Cartilla”.

Su primer artículo establecía que el honor era la principal divisa del guardia civil, debiendo mantenerlo por lo tanto sin mancha, pues una vez perdido no se recobraba jamás.

Bajo tan recto como sano principio se procedió por real orden circular de 25 de noviembre siguiente, del Ministerio de la Gobernación, a la distribución del personal entre las diferentes unidades creadas, llamadas Tercios, con objeto de que marchasen a cada provincia los efectivos que le habían sido asignados.

El Tercer Tercio, con cabecera en Sevilla y mandado por el coronel José de Castro, se le asignó por demarcación las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla. Una de sus compañías de infantería, compuesta a su vez por cuatro secciones, fue asignada a nuestra provincia, siendo nombrado para su mando, por real orden de 17 de septiembre anterior, el primer capitán José María de Cisneros Lanuza.

Sin embargo, antes de que materializara su despliegue y comenzara a prestar servicio, se consideró que la fuerza inicialmente dimensionada no era la adecuada para cubrir una provincia tan compleja como la gaditana, estimándose más conveniente el empleo en el Campo de Gibraltar de fuerzas de caballería, en vez de infantería. 

Por tal motivo se dictó por el Ministerio de la Gobernación, la real orden circular de 20 de diciembre de 1844. De acuerdo con la misma, se sustituyó en la provincia de Cádiz una de las cuatro secciones de infantería, que pasó a incrementar la fuerza de la provincia de Córdoba, por otra de caballería, que a su vez fue detraída de la inicialmente conferida a Sevilla. 

Dicha sección de caballería, que ya había comenzado a prestar servicio en la provincia hispalense, fue trasladada inmediatamente al Campo de Gibraltar con su jefe al frente. Se trataba del alférez Juan Morillas de Casas, que estableció su mando durante una década en San Roque, estableciéndose en dicha ciudad y en la de Algeciras las dos primeras casas-cuarteles.

Aquella pequeña unidad mandada por un alférez y compuesta por una treintena de guardias civiles, que comenzaron a velar por el orden y la ley en la Comarca, son 175 años después, tras haber asumido en 1940 las funciones del desaparecido Cuerpo de Carabineros, más de un millar y constituyen una Comandancia al frente de un coronel.

Actualmente su demarcación constituye un importante y extenso territorio de más de 1.500 Km², equivalente al 77% de la extensión de la provincia de Guipúzcoa. La Guardia Civil garantiza la seguridad ciudadana en el 93% de la Comarca.

Concretamente en los municipios de Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, Los Barrios, San Martín del Tesorillo, San Roque y Tarifa. También ejerce la vigilancia de la red viaria interurbana, garantizando la seguridad vial, así como la vigilancia fiscal y de costas del 100% de la franja marítima del Campo de Gibraltar, que tiene 110 km de longitud. Ello incluye la correspondiente a los términos municipales de Algeciras y La Línea de la Concepción, donde  igualmente desempeña el Resguardo Fiscal del Estado en los recintos aduaneros del puerto de Algeciras, además del de Tarifa, y de la Aduana de La Línea de la Concepción, junto a la vigilancia de la Verja con la colonia británica de Gibraltar.

Asimismo ejerce la vigilancia y todas las competencias previstas en la legislación vigente respecto al mar territorial que rodea la Comarca, así como la protección de la naturaleza en todo su territorio del que un 60% es espacio natural protegido. Hoy 12 de octubre, día de su Patrona, la Virgen del Pilar, la Guardia Civil del Campo de Gibraltar renueva sus 175 años de compromiso y servicio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios