El Ayuntamiento de Algeciras comenzó en octubre la reforma de la avenida Capitán Ontañón, en su tramo peatonal, con intención de que acabarla en febrero. Lo hizo así, a pesar de que suponía un quebradero de cabeza para los negocios de hostelería de la concurrida calle en plena Navidad, porque existía una subvención para afrontar los trabajos que fijaba esa fecha. La vía abrió completamente el viernes, con dos meses y medio de retraso. Ahora está pendiente de licitación la segunda fase, que se llevará a cabo con la subvención para la Zona de Bajas Emisiones. Esperemos que esta vez no halla demoras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios