Arte

Muere la pintora Blanca Orozco

  • La artista algecireña, con creaciones marcadas por la vitalidad de una vocación temprana, fallece de cáncer a los 42 años

  • El funeral será hoy a las 13:00 en la iglesia de La Palma

Blanca Orozco, en su última imagen publicada en las redes sociales. Blanca Orozco, en su última imagen publicada en las redes sociales.

Blanca Orozco, en su última imagen publicada en las redes sociales.

Pesar en el mundo de la cultura del Campo de Gibraltar ante la temprana pérdida de uno de sus máximos exponentes. La pintora algecireña Blanca Orozco murió ayer a los 42 años como consecuencia de un cáncer que sufría desde hacía varios meses. Sus restos mortales fueron trasladados hasta el tanatorio de la Cuesta del Rayo, donde sus familiares recibieron las muestras de apoyo por parte de decenas de personas del ámbito de la cultura, amigos y allegados. El funeral se celebrará hoy a las 13:00 en la iglesia de Nuestra Señora de la Palma.

Orozco mantuvo su actividad creativa hasta sus últimos días a pesar del avanzado estado de su enfermedad. Despidió el año con la clausura de la muestra Pedes in terra ad sidera visus (Con los pies en la tierra y la vista en el cielo) que estuvo instalada desde la pasada primavera en el conjunto arqueológico de Baelo Claudia, en Tarifa, una ciudad y un entorno con el que la artista mantuvo un estrecho vínculo. Fue, además, la primera muestra de pintura expuesta en el recinto arqueológico que próximamente podrá ser visitada en Itálica (Sevilla).

En una de sus últimas muestras, Lo que renace, Orozco expuso en la sala AlCultura de Algeciras su visión de la primavera, cuadros rebosantes de exquisitez y belleza, combinados con poemas de Elena Mateos y una videocreación de Manuel Águeda.

Nacida en 1976, Blanca Orozco, comenzó a pintar con nueve años con una clara vocación contraria al vano intento de su madre de encaminarla hacia la música. Afincada en Tarifa desde 2009, tras vivir uno en Berlín acompañando a la también pintora y amiga algecireña Fátima Conesa, definía en una entrevista concedida a Europa Sur en 2012 a la ciudad del viento como la más apropiada para su personalidad, donde tenía un estudio de una altura de hasta seis metros.

Orozco se confesaba entonces como enamorada del castillo de Santa Catalina y pedía el Ayuntamiento tarifeño le cediera la gestión cultural de este espacio para exposiciones y actividades culturales, para de alguna manera dar salida a este lugar.

Orozco, con su obra 'El amor que florece ni agua reclama'. Orozco, con su obra 'El amor que florece ni agua reclama'.

Orozco, con su obra 'El amor que florece ni agua reclama'.

Su primera exposición fue junto a Conesa en 1996, y a nivel individual tiene incontables. Muchos de sus cuadros están en cualquier país desde Inglaterra, Alemania o México, y muchos han sido colgados en lugares exóticos, diferentes, atractivos e impactantes. Su influencia en la pintura fue desde el primer momento de Tàpies, aunque intentando ser más lírica, fresca, espontánea, “muy de combate, me gusta que los cuadros parezcan inacabados porque parecen que están vivos. La multiplicidad de lecturas, decir algo de una manera abstracta, como le digo a mis alumnos: que digan más con menos”, sostenía. Otros artistas como Schnabel, Baselitz, Lucio Muñoz, Barceló, María Aranguren o Paloma Peláez, también marcaron su expresión plástica. La artista algecireña tiene obras expuestas en el Museo de Azuaga de Badajoz, el de Marmolejo en Córdoba, el Museo de Arte Contemporáneo de Sofía de Bulgaria, además de un gran listado de selecciones y premios.

Su trayectoria vital se caracterizó por una actividad creativa constante en la que además de la pintura, abogó por la inclusión de elementos reciclados en sus obras. Consultada por este periódico acerca de los grandes exponentes del arte en la comarca, los nombres principales se enmarcan entre el pintor tarifeño Guillermo Pérez Villalta y la galerista algecireña Magda Bellotti. Sobre el artista subrayaba un profundo respeto a su obra. “Es un trabajador. En sus creaciones se nota que hay muchísimo trabajo”, si bien como persona se reservaba que es más tímido.

Condolencias

Las muestras de pesar por el fallecimiento llegaron principalmente desde el ámbito institucional. El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, definió a la artista como uno de los nombres de relevancia de la cultura a escala local sino también comarcal e incluso regional, al trasladar las condolencias de la Corporación. Landaluce recordó “el talante que siempre caracterizó a Blanca, una persona alegre y vitalista, siempre dispuesta a colaborar con quienes se lo requerían”.

Asimismo, puso de manifiesto que su legado quedará para siempre a través de los más jóvenes que pasaron por su taller, así como mediante sus obras que están en depósito en el Museo Municipal, siendo una de las artistas que mostró sus trabajos tanto en el centro documental como en el Museo Municipal.

“Se va uno de los grandes nombres de la cultura algecireña y lo hace demasiado pronto. En unos momentos tan duros como estos, solo podemos hacer llegar a su familia, entre la que se encuentra su hermano Germán, profesor de la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro José María Sánchez-Verdú, nuestro abrazo más fraternal”, apuntó Landaluce.

Desde el Partido Socialista de Algeciras, su secretario general, Juan Lozano, trasladó en nombre de su partido todo su cariño y apoyo a los familiares y amigos de Orozco. “Lamentamos profundamente la pérdida de una gran pintora y de una maravillosa persona que contagiaba su alegría. En estos momentos tan duros solo podemos trasladar todo nuestro cariño y apoyo a sus familiares y amigos. Siempre tendremos presente a Blanca a través de sus trabajos”, dijo el secretario general.

Hubo también muestras de afecto en las redes sociales, como la de su paisano y actor Víctor Clavijo: “Qué pena más grande y qué injusticia, Blanca... Vuela alto, guapa. Te sigo mandando millones de besos y otros tantos para tu familia. Mi pensamiento está contigo en este día triste. Buen viaje”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios