Demografía

La edad media en la provincia aumenta seis años desde 1999

  • Es donde más rápido se ha envejecido de toda España, pasando de 35,4 de media a 41,6 en veinte años. La factura de las pensiones se ha incrementado un 60% en sólo una década

Antiguo cartel que aún permanece en la carretera entre Villamartín y Bornos Antiguo cartel que aún permanece en la carretera entre Villamartín y Bornos

Antiguo cartel que aún permanece en la carretera entre Villamartín y Bornos / Fito Carreto

El envejecimiento de la población en la provincia es un hecho que se está produciendo de una manera acelerada, según los datos demográficos dados a conocer por el INE. En veinte años se ha pasado de 35,4 años de media a estar en el último censo en 41,6. Es el mayor incremento que se ha dado en toda España, lo que no quiere decir que la provincia sea la que tenga una mayor edad media. De hecho, aún se encuentra por debajo de la media española, que se sitúa en 43,3, después de haberse incrementado tres años y medio en el mismo periodo.

Cádiz está muy lejos de la provincia más vieja, que es Zamora, con 50,9 de media, pero ha adelantado a unas cuantas provincias en este periodo. Es el caso de Almería, la provincia más joven de España gracias a su alto índice de inmigración de personas en edad laboral y que tiene este índice demográfico en 40 años. También ha superado a Guadalajara, la única provincia de toda España que ha rejuvenecido en estos veinte años y ha pasado de tener una edad media de 41,6 a estar veinte años después en 41,5.

Estos datos están estrechamente relacionados con el debate sobre el sostenimiento de las pensiones. La factura mensual de las pensiones de jubilación (sólo de jubilación) en la provincia es ahora mismo de 134,7 millones, cantidad que sale de multiplicar el número de jubilados, 114.309, por la pensión media que perciben al mes, 1.179. En enero de 2010, sólo diez años atrás, esa misma factura en la provincia era de 81,6 millones. Es decir, el coste de las pensiones en la provincia para el Estado ha aumentado en una década en en 53 millones, un 60%. Porque hace una década los jubilados de la provincia eran 26.000 menos que ahora y también, es cierto, cobraban menos, ya que entonces la media se encontraba en 921 euros de media. Esta factura se va a disparar aún más con la llegada de los nacidos en los 60 a la edad de jubilación. Ahora mismo con 1,2 millones de mayores de 65 años, Andalucía tiene un 15% de la población en esta franja de edad. En diez años será más del 20%.

A partir de los 65 años, es decir, gaditanos con pensión, la población ha aumentado en nada menos que 73.000 personas, de 131.000 a 204.297. Para sostener estas pensiones se cuenta con una población activa de 823.000 personas, 63.000 más que hace veinte años. Si la comparación se hace con 2009, al inicio de la crisis, se ha perdido fuerza laboral debido no sólo al envejecimiento, sino también a la emigración. Hace una década la población de Cádiz entre 16 y 64 años era de 847.967, 24.000 más que ahora. La proporción es un pensionista por cada cuatro gaditanos en edad laboral.

El tramo de edad en el que hay una mayor población es el nacido a mediados de los 70 que va de los 40 a 44 años. Hace diez años era el de los 30 a 34 y hace veinte, por lógica el que va de los 20 a los 24. Los últimos coletazos del baby boom.Las mejoras en sanidad y en hábitos hacen que por primera vez la provincia alcance nada menos que 245 personas centenarias, cuando en 1999 sólo había 48. Pero es que en otras edades longevas también se alcanzan registros impensables hace veinte años. Hay 25.000 habitantes en la provincia que han superado los 85 años cuando hace dos décadas no llegaban a los 10.000. En el lado opuesto, hay 16.600 gaditanos menos menores de cuatro años. De hecho, hay más población en el tramo de 65 a 69 años (60.372) que niños menores de cuatro años. Esto no había sucedido nunca.

Además, hay otros datos preocupantes que se desprenden de esta última oleada de estudios demográficos. Por ejemplo, la comarca de la Sierra ha perdido en sólo diez años a 3.137 niños (entre cero y quince años) de sus censos. En toda la provincia hay 16.000 niños menos que en 1999 y el dato sería aún peor si no fuera por la aportación de los extranjeros. Hay 6.682 niños extranjeros cuando en 1999 sólo eran 1.335.

La población extranjera, en cualquier caso, sigue siendo muy baja en la provincia. Supone un 4% de la población cuando hace veinte años era el 0,1%. El porcentaje de población extranjera en toda España es un 10,7%.

El propio Defensor del Pueblo Andaluz ha llamado la tención sobre este asunto a raíz de la persecución emprendida por Vox contra los MENA.Para Jesús Maeztu, Andalucía no sólo tiene capacidad, sino que tiene la necesidad de acoger al menos a unos 3.000 menores inmigrantes que han llegado sin sus padres. Recuerda Maeztu que “las escuelas se nos están quedando vacías”.

Y así está sucediendo en las escuelas rurales. Hay colegios en los que apenas reciben nuevos niños. Un ejemplo. El colegio San Isidro de la pedanía de Bornos Coto de Bornos no pudo cubrir ninguna de sus 25 plazas vacantes y de las 125 totales con las que contaba en Primaria sólo tenía cubiertas 60. Así ocurre en otros pequeños colegios, pero también en las ciudades cada año hay protestas por los cierres de líneas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios