EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Proyectos

El Puerto de Algeciras mejorará la ventilación de las ocho pasarelas de embarque

  • La APBA invertirá 1,2 millones en aislamiento y medidas para crear flujos de aire que reduzcan la sensación de calor en verano

  • Los túneles que dan acceso a los ferris suman 1.147 metros

Varios viajeros transitan por uno de los túneles de embarque de la estación marítima de Algeciras. Varios viajeros transitan por uno de los túneles de embarque de la estación marítima de Algeciras.

Varios viajeros transitan por uno de los túneles de embarque de la estación marítima de Algeciras. / Erasmo Fenoy

Más confort para los viajeros. El Puerto de Algeciras mejorará las condiciones de aislamiento y ventilación en los túneles de embarque de la estación marítima para reducir la sensación de calor que, especialmente, se produce durante los meses de verano.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) invertirá hasta 1.235.000 euros en un proyecto que se basará en una revisión a fondo de los 1.147 metros que suman las ocho pasarelas de embarque y los entronques principales. En ellas se aplicarán medidas para elevar la ventilación natural y mitigar la radiación del sol a través de los cerramientos sin recurrir a máquinas de aire acondicionado. También se aprovechará para reparar fisuras y goteras. 

La memoria del proyecto detalla que, aunque en los últimos años se han efectuado mejoras en los túneles, persisten las quejas de los usuarios por la elevada sensación de calor en las pasarelas de atraque. La empresa ICT elaboró un estudio térmico y de propuestas que ahora van a ser implantadas. 

Aquel trabajo refleja que durante el verano se producen diferencias de hasta 7 grados entre la temperatura exterior e interior en las horas de mayor radiación solar. Eso en la temperatura ambiente en los túneles de embarque, si bien el suelo de cerámica puede alcanzar los 40 grados y varios paneles de plástico, los 60 grados

El proyecto concluyó el pasado viernes 13 de marzo el plazo de presentación de ofertas, si bien la mesa de contratación de la APBA ha tenido que posponer la fecha prevista para la apertura de las plicas como consecuencia del estado de alarma por el coronavirus. Además de estas obras, otras licitaciones del Puerto también se evaluarán en las próximas semanas, una vez que se normalice la actividad administrativa.

La empresa que resulte adjudicataria de las obras tendrá siete meses de plazo para ejecutar las obras que consistirán, básicamente, en el aislamiento de las claraboyas, instalación de nuevas persianas mallorquinas motorizadas para crear corrientes de aire, instalación de recubrimientos y reparación de grietas y fisuras para evitar la corrosión de las estructuras.

El estado actual de los túneles presenta mejoras desde su construcción original. Cuando fueron instaladas, las pasarelas no tenían cerramiento lateral, lo que en caso de lluvia y viento suponía molestias para los viajeros y trabajadores. Los túneles se apantallaron con estructuras metálicas que se pueden abrir en muchos tramos, cuentan con trampillas, sistemas de ventilación forzada (jet fan) y otras medidas.

Varios coches desembarcan desde un ferry en el Puerto de Algeciras. Varios coches desembarcan desde un ferry en el Puerto de Algeciras.

Varios coches desembarcan desde un ferry en el Puerto de Algeciras. / Erasmo Fenoy

Sin embargo, el proyecto reconoce que a pesar de estas mejoras, "aún existen factores que inciden negativamente en el estado de confort de los transeúntes". El estudio identifica que la cubierta de las pasarelas, de forma curva, tiene una parte formada por panel sándwich dotado de aislamiento térmico, pero parte de la estructura carece de elementos de aislamiento y filtración del sol.

El cerramiento parcial actual está formado por vidrios con factor solar, sin cámara de aire y con ranuras de ventilación natural en el suelo y techo. La carpintería metálica carece de aislamiento. También hay persianas mallorquinas, aunque en mal estado.

Las obras en las claraboyas se centrarán en la instalación de elementos reflexivos y aislantes en los paneles curvos. Así, se retirarán láminas de vinilo decorativo, se sellarán las juntas y se colocará una manta reflectiva con doble cámara de aire. Todo quedará cubierto con un panel de composite. 

La circulación del aire se mejorará con nuevas mallorquinas para generar ventilación cruzada. Serán de lamas orientables de seguridad, antivandálicas y lacadas en blanco para integrarse mejor con la estructura metálica. Estarán domotizadas, por lo que se podrán regular a distancia. 

La estanqueidad de todo el conjunto se revisará con una junta de goma en los tramos de suelo y techo, perfilería de aluminio donde resulte necesario y otras medidas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios